INTERNACIONALES | Rusia | Ucrania | Estados Unidos

Rusia culpa a Estados Unidos y a la OTAN de la escalada

Rusia se mantiene mientras Putin insiste en que no tolerará un solo centímetro de avance de la OTAN hacia el este con la vista fija en Ucrania.

"La escalada de tensión obedece a las acciones informativas y concretas que emprenden Estados Unidos y la OTAN", afirmó hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria, recoge la agencia Efe.

En tanto, los miembros de la OTAN parecen dudar después de que el jefe de la Marina alemana tuviera que dimitir por sus declaraciones a favor de Putin.

En este sentido, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, insistió: "En primer lugar, hemos sido muy claros en que si hay cualquier otra agresión rusa en términos de enviar fuerzas rusas a Ucrania, habrá una respuesta rápida, severa y unida".

Así las cosas, en la misma línea Estados Unidos ordenó la salida de Ucrania de las familias de los empleados de su embajada en el país, autorizó la marcha del personal no esencial y pidió a sus ciudadanos no viajar a Rusia. Los ministros de la Unión Europea se reúnen hoy para mantener posiciones conjuntas.

Ante este panorama, el secretario de estado francés para Asuntos Europeos, Clement Beaune, llamó a evitar las discrepancias entre occidentales y a mantenerse alerta: "Prepararse para una situación difícil. Tener un menú de sanciones, de consecuencias. No voy a enumerarlas. Pero los europeos deben estar preparados en cualquier momento para hacerlo", señaló.

Además, el Reino Unido está tensando la cuerda. El secretario de Estado de Exteriores de Boris Johnson, Dominic Raab, consideró la posibilidad de que Rusia intente instaurar un líder prorruso en Kiev.

"Estamos diciendo realmente dos cosas: en primer lugar, Ucrania es un país libre bajo el derecho internacional, debe decidir su propio destino, les apoyaremos para que se defiendan. Pero también a la comunidad internacional, a los aliados europeos de la OTAN, a Estados Unidos, estamos diciendo hombro con hombro que habrá consecuencias muy graves si Rusia toma esta medida para intentar invadir, pero también para instalar un régimen títere", dijo, según refleja Euronews.

No obstante, Rusia rechazó de plano las acusaciones británicas: "Instamos al Foreign Office a que deje de difundir tonterías", señaló el Ministerio de Exteriores ruso en su primera reacción. Moscú también pidió al Reino Unido que se apeara de las provocaciones y de la desinformación acerca de las intenciones rusas en Ucrania.

Dejá tu comentario