De la región | Salta | créditos UVA | crisis

Desarrolladores inmobiliarios temen que se cobre un impuesto retroactivo

La medida afectaría a quienes construyeron sus viviendas hace 10 años. Empresarios inmobiliarios denunciaron falta de seguridad jurídica.

La Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios de Salta (Cadisal) se pronunció en contra de la intención de la Dirección General de Rentas de cobrar el impuesto a las actividades económicas (ingresos brutos) a aquellas personas que financiaron la construcción de sus propiedades por medio de fideicomisos al costo. Aseguran que el Gobierno provincial genera inseguridad jurídica, ya que, según remarcan, el cobro sería retroactivo incluso "a diez años", y podría afectar a personas que construyeron sus viviendas dentro de ese período.

Los desarrolladores indicaron que desde hace tres años comenzaron las intimaciones de Rentas, pero que se intensificaron en los últimos meses. Desde el Ministerio de Economía fueron escuetas las explicaciones sobre el planteo y aseguraron que aún continúa el diálogo con los representantes del sector.

Empresarios sostienen que la retroactividad impositiva no solo es "ilegal" sino lesiva para la actividad de la construcción, que atraviesa una fuerte crisis.

Sobre los diez años de impuesto retroactivo no hubo una explicación clara y solo negaron que se apunte a esa cantidad de años. Ningún funcionario quiso hablar.

Los fideicomisos al costo son una alternativa de construcción a través de un fondo en común de diferentes inversores que financian la construcción de viviendas, departamentos o lotes. Al mismo tiempo, le pagan a un administrador por la coordinación entre los financistas y quienes llevan a cabo la construcción. Desde Economía señalaron que la discusión sobre si el sector debe pagar actividades económicas despierta "opiniones múltiples", y que es un tema que se está analizando, aunque perciben que hay un "beneficio implícito en la construcción al costo".

"La figura del fideicomiso y el acto en sí es considerada una actividad comercial, en tanto es prestadora de servicios. Ahora, las alícuotas que se pagan por una y otra actividad (venta de inmueble) son distintas, pero son actividades económicas al fin", dijeron desde la cartera.

Según la Cadisal, con esta modalidad de fideicomiso al costo se construyeron 189 edificios en Salta en los últimos diez años. Esta alternativa comenzó a adoptarse luego de la crisis del 2001, ante la falta de oferta de crédito hipotecario, y se mantiene hasta la actualidad.

Hubo, no obstante, lagunas que dieron respiro a las personas que pudieron acceder a una vivienda a través de los planes de crédito UVA o Procrear. Aunque, con la crisis inflacionaria, las diferentes ofertas estatales se transformaron más en un dolor de cabeza que en una solución.

La Cadisal, que nuclea a más de 30 desarrolladores, ya había advertido semanas atrás sobre el cobro del impuesto a las actividades económicas a través de una solicitada publicada en este medio. Expusieron "preocupación y descontento" por "una alta presión fiscal" y denunciaron "falta de reglas claras y seguridad jurídica".

"La solicitada fue una mera catarsis para que la gente sepa cómo viven las empresas que dan mucho trabajo y que vienen hostigadas por los organismos de rentas", apuntó el arquitecto Elías Chiadeh, vicepresidente de Cadisal.

FUENTE: eltribuno.com

Dejá tu comentario