POLICIALES | San Miguel de Tucumán |

Asesinan a una mujer en su propia vivienda

El presunto comprador de la vivienda quedó detenido. Los investigadores creen que estaría vinculado. Tomaron pruebas en el lugar y analizan las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona.

Una mujer de 64 años fue hallada sin vida en el patio de su propia casa de calle San Martín al 2600, zona de Villa Luján. La Policía detuvo a un joven que estaría involucrado en el caso.

Según fuentes policiales María Vigiani presentaba un golpe en la cabeza. Encontraron a la víctima amordazada con una soga en un patio interno de la propiedad.

También fueron detectados rastros de huellas de pisadas y de neumáticos que serán cotejados con el vehículo y el calzado del detenido. También se analizarán las huellas en los vasos encontrados en una mesa.

Investigación

Los registros fílmicos de una propiedad podrían aportar elementos de valor para la investigación. Según confiaron voceros investigativos, en las imágenes se ve a Vigiani a las 19del miércoles, cuando baja de su auto e ingresa a su casa y a los 20 minutos llega una camioneta. Ella sale, charlan con el conductor y se sube al vehículo, en el que se retiran.

Un testigo dijo que cerca de las 22 vio a un hombre en una camioneta abriendo el portón de la casa de Vigiani. Otro testigo dijo que a las 4 horas del jueves escuchó muchos ladridos. La data de la muerte sería de entre 12 y 15 horas previas al hallazgo.

Sospechas

Los vecinos se alarman en el grupo de Whatsapp por la ausencia de la mujer. Desde el celular de la misma respondieron que estaba bien, que había vendido la casa y que su auto estaba averiado y que un muchacho le iba a ayudar a hacerlo entrar al domicilio.

Los vecinos sospecharon ante esa respuesta y la sacan del grupo. En principio, no se descarta que haya sido el principal acusado del caso quien estaba mandando los mensajes. Por el momento, no fue habido el teléfono de la víctima.

Los vecinos, entonces, fueron hasta la Comisaría 7ma para denunciar que no veían a la mujer desde hacía varios días. El sospechoso también fue a esa sede policial, donde expresó que compró una vivienda por 11 millones de pesos y que no podía ingresar. Entonces, los policías lo acompañaron hasta ese lugar. Un oficial ingresó por el fondo, y tras romper la puerta de atrás, se dio con el cuerpo de la mujer.

Cuando los uniformados salieron de la casa, se dieron con que el sospechoso no estaba. Entonces lo llamaron. Estaba nervioso. Según trascendió, presentaba lesiones en su rostro que podrían ser compatibles con maniobras defensivas por parte de la víctima. De inmediato quedó aprehendido y fue secuestrada su camioneta.

Dejá tu comentario