NACIONALES | Sancor | comunicado | Rafaela

Atilra lanza un paro por 72 horas por la crítica situación de Sancor

La medida de fuerza será "total y sorpresiva", según indicaron a través de un comunicado. Aún no se determinó la fecha.

Tras una reunión del Plenario de secretarios generales del gremio de los trabajadores de las industrias lácteas (Atilra) desarrollada en la ciudad de Rafaela, donde se analizaron los argumentos de quienes conforman la Agrupación Nacional María Adrián Cornejo y delegados de las distintas empresas del país en relación con el tema Sancor, el Consejo Directivo de Atilra lanzó un paro.

La medida de fuerza será “total y sorpresiva” durante 72 horas en Sancor y de 48 horas en el resto de las industrias del sector y aún no se determinó la fecha de realización, el Consejo Directivo decidirá el modo de implementación.

ALERTA Y MOVILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA LÁCTEA

El gremio llamó a los trabajadores a permanecer en alerta y movilización.

Previamente, a través de una carta, Sancor explicó que habían comenzado a trabajar con el Gobierno en un plan que le permita a la cooperativa acelerar la cobranza de créditos pendientes a fin de que que, junto a otros aportes, la empresa tenga previsibilidad mientras se logra incorporar recursos destinados a la inversión y a la potenciación del negocio.

“Este plan, de acuerdo a lo solicitado expresamente por el ministro de Economía, Sergio Massa, debe contener la regularización de la situación salarial de los trabajadores”, expresaba el comunicado.

En el documento, Sancor reconoció que “la situación de los trabajadores es complicada” pero advirtieron que las medidas de fuerza que comenzaron en octubre, aunque puedan estar justificadas, “si no permiten completar los procesos productivos y comerciales, agravarán la situación de la cooperativa, generarán incertidumbre y complicarán el tránsito del plan que se está elaborando con el gobierno”.

SITUACIÓN COMPLEJA EN SANCOR

Asimismo, la cooperativa ratificó su compromiso “para gestionar todas las opciones que puedan implicar una normalización de su operatoria y una potenciación de su negocio, en beneficio de la totalidad de los participantes involucrados”.

Y remarcó: “Necesitamos y agradecemos el apoyo de todos para lograr ese objetivo”

La situación compleja en Sancor, viene de hace tiempo.

“En marzo de 2020 la cooperativa presentó al gobierno nacional un Plan de Reestructuración que contemplaba la creación de un fideicomiso que conformaría con algunos acreedores financieros; estructura que permitiría la sustentabilidad de la cooperativa a largo plazo. Dicho plan, fue evaluado y considerado razonable y factible por una consultora independiente designada por el Estado”, repasó la empresa en una carta.

Ese plan quedó en manos del Ministerio de la Producción y en mayo de 2021, según informó la cooperativa, “el planteo del ministro Matías Kulfas fue que el fideicomiso, con algunas modificaciones, debía ser administrado por un grupo empresario, y a partir de esa definición, se envió toda la información que dicho grupo solicitó, y se los contactó con Atilra”.

FIDEICOMISO

En octubre de 2021, el grupo empresario presentó al gobierno nacional su plan y el nuevo formato del fideicomiso, junto a Atilra, indicando que el proyecto requería fondos por U$S 60 millones.

Según informaron, el grupo empresario desarrolló un Fideicomiso de Administración cuyo contrato fue firmado en diciembre de 2021 que requería dos condiciones para entrar en vigencia: ser aprobado por la Asamblea de SanCor y el ingreso de los U$S 60 millones comprometidos.

En enero de 2022 la Asamblea de la cooperativa aprobó por unanimidad ese contrato pero la incorporación de los fondos todavía está pendiente.

“Luego de realizada la asamblea se determinó que debían contribuir en el fideicomiso -además del Estado Nacional- capitales privados, motivo por el cual debía conformarse un nuevo fideicomiso, el que sería financiero a los efectos de que pueda realizar oferta pública”, detalló Sancor.

Esta situación dilató las cosas y no hubo definición durante el primer semestre del año.

“Permanentemente la cooperativa fue manifestando, a quienes tuvo acceso, su preocupación por el retraso en el proceso y por su falta de certeza sobre la efectiva disponibilidad de los fondos públicos comprometidos”, expresó la firma.

Dejá tu comentario