DEPORTES | Scaloni | Mallorca | reconocimiento

La emotiva ovación para Lionel Scaloni en Mallorca

El entrenador fue agasajado en la ciudad donde vive y se refirió a la renovación del contrato con la Selección, que venció el 31 de diciembre.

A los innumerables reconocimientos que recibió en la Argentina, Lionel Scaloni le sumó uno más en España. Si bien su carrera como futbolista está estrechamente vinculada con La Coruña, donde es muy querido por ser integrante del Súper Depor que obtuvo una Liga de España y una Copa del Rey a principios de este siglo, desde hace unos años es residente de Calviá, un municipio de Mallorca, club en el que tuvo un paso más breve, de un año y medio, entre 2008 y 2009. Tiempo suficiente para elegirlo como lugar para vivir cuando colgó los botines y decidió hacer el curso de entrenador para luego empezar a dirigir un equipo de cadetes en esa ciudad, donde Rafael Nadal es el deportista más ilustre de la isla.

https://twitter.com/sudanalytics_/status/1611780600003977218

De regreso a su casa, Mallorca aprovechó el partido de este sábado ante Valladolid en el estadio Son Moix para hacerle un reconocimiento a Scaloni. Antes del encuentro, el entrenador del seleccionado recibió una camiseta enmarcada con el N° 5 que utilizó durante su paso por el club e hizo el saque de honor. En las tribunas había hinchas con la camiseta argentina que lo ovacionaron y una bandera celeste y blanca con la inscripción la Scaloneta.

A pie del campo fue entrevistado por Iván Campo, ex defensor de Mallorca y Real Madrid, para la cadena DAZN. Por estas horas, la expectativa está centrada en la renovación del contrato con el seleccionado argentino, vencido el 31 de diciembre. En los días previos, Claudio Tapia, presidente de la AFA, había sido muy optimista sobre la firma del nuevo convenio, tras el acuerdo verbal que el técnico y el dirigente habían anunciado en septiembre. La negociación seguramente incluirá una considerable mejora económica, ya que Scaloni llegó al Mundial como uno de los entrenadores con la remuneración más baja.

image.png

“Estamos en eso (la renovación del contrato). Ya dije hace un tiempo que estoy en el lugar soñado para cualquier argentino, en el que todos quisieran estar. Es un lugar increíble, y más después de haber ganado el Mundial. Estoy encantado”, fue la respuesta de Scaloni sobre su disposición. La actividad más inmediata que le esperaría al nacido en Pujato son los dos partidos de la ventana FIFA de marzo. En principio, esos amistosos serían programados en nuestro país, para que el público tenga la posibilidad de reencontrase con el seleccionado tras la obtención del título.

Tras haber llegado a la gloria con todo el plantel, Scaloni cree que se mantendrán los niveles de motivación: “Los grandes jugadores y las grandes selecciones lo que quieren es siempre más. No se puede conformar uno con el pasado, porque esto ya pasó, es algo tremendamente lindo, bonito, pero pasó y siempre hay que querer más. Estos chicos juegan muy bien y además son competidores y ganadores natos, así que no será muy difícil hacerles entender que hay que seguir e intentar estar arriba”.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1611777244124549120

Más allá de sus aciertos en los planteos tácticos y la preparación de los partidos, Scaloni dijo que lo más importante es el factor humano, que lo recuerden como “un buen tipo”. “Para el que jugó muchos años es muy difícil que no entienda de fútbol, para mí es importante la mano derecha, que el jugador te entienda, que sepa que le dices la verdad. El jugador hoy no te entiende, pero mañana a lo mejor sí, lo piensa mejor y dice ‘mirá, no juego porque el entrenador dice que hay otro mejor’. Entonces lo fundamental es que crea que soy una buena persona y que siempre intento el bien del grupo, con eso me basta”.

Hace unos días, cuando Tapia visitó el santuario de la Difunta Correa para cumplir con una promesa en su San Juan natal, descartó complicaciones: “Scaloni es el técnico de la selección argentina. Ambos somos hombres de palabra, acordamos de palabra. Se fue de viaje a España por un tema del pasaporte de uno de sus hijos y cuando vuelva al país hablaremos, como lo hicimos hasta ayer mismo”. La predisposición de las partes para estrecharse las manos y poner las firmas parece inmejorable. Falta bajar las buenas intenciones a la legalidad de un contrato. Por lo pronto, Scaloni, además del afecto y los recuerdos, en tiempo de descuento festejó el 1-0 de Mallorca sobre Valladolid.

FUENTE: La Nación

Dejá tu comentario