POLICIALES | sereno | Ohuanta |

Crimen del sereno: secuestraron seis celulares vinculados a la causa

El hecho sucedió el 15 de febrero pasado en una avícola, donde Raúl Canizo, de 68 años, murió tras recibir un disparo con arma de fuego.

Tras una intensa investigación en busca del esclarecimiento del caso de un sereno asesinado en una avícola, los efectivos de la División Homicidios lograron importantes secuestros en allanamientos concretados este martes en los domicilios de los sospechosos. En detalle, incautaron seis celulares y una vaina servida.

El hecho sucedió el 15 de febrero de este año en una avícola ubicada en la localidad de Ohuanta, departamento Lules, donde Raúl Canizo, de 68 años, murió tras recibir un disparo con arma de fuego.

El hecho de sangre

Ese día, los efectivos de Homicidios trabajaron en el lugar del crimen en forma conjunta con personal del ECIF (Equipo Científico de Investigaciones Fiscales) y de la Comisaria jurisdiccional. Como resultado, secuestraron una escopeta y un revólver que se encontraban cerca del cuerpo de la víctima y una vaina servida calibre 380. En las primeras hipótesis, los investigadores sospechaban que los autores del crimen estaban vinculados a robos y escruches a propiedades privadas, por lo que esa noche habrían ingresado a la empresa avícola con intenciones de robo.

Durante las medidas, los efectivos también arrestaron a un joven de 28 años debido a que tenía un pedido de detención vigente por parte de la Unidad Fiscal de Delitos contra las Personas de la provincia de Neuquén. Las medidas judiciales fueron supervisadas de manera directa por el director General de Investigaciones, Comisario Mayor Miguel Carabajal.

image.png

Por esas horas, además, a través de un llamado anónimo al Sistema de Emergencias 107, se supo que una camioneta tipo Kangoo color blanca, que tendría estrecha relación con el hecho investigado, fue hallada incendiada en cercanías del puente de retorno a la autopista Tucumán-Famaillá.

Allanamientos exitosos

A partir de allí, los investigadores, a cargo de la jefa de esta División, comisario principal Juana Estequiño, intensificaron la pesquisa y lograron identificar a los presuntos sospechosos del crimen, y en consecuencia solicitaron a la Justicia medidas de allanamientos en sus domicilios. Es así que este martes fueron allanadas viviendas ubicadas en calles Castelli al 1.700, Wenceslao Posse al 1.000, y Carlos María Torres al 500, en la Capital, y la última, en Alderetes Los aparatos móviles secuestrados fueron puestos a disposición del fiscal Carlos Sale, titular de la Unidad Fiscal de Homicidios de la II Nominación, quien investiga la causa.

Temas

Dejá tu comentario