textil | BCRA | fábricas

Fábricas textiles y tintas gráficas paran su producción por falta de insumos

La incertidumbre es tal que -por ejemplo- las fábricas redujeron sus horarios y firmas de calzado denuncian aumentos incesantes.

Debido a las restricciones impuestas por el BCRA, se agravó en líneas generales la situación en varios rubros industriales, al punto que hilanderías, tejedurías y fábricas de tintas gráficas pararon su producción, y otro universo de firmas la redujo, ya que no acceden a los dólares necesarios para pagar insumos o materias primas.

En diálogo con BAE Negocios, Marcelo Girard, titular de la cámara de tintas gráficas, aseguró: “Al día de hoy y por falta de materias primas, nuestra empresa se encuentra parada con sus 50 trabajadores sin poder cumplir los pedidos de nuestros proveedores”.

“En mi sector de tintas gráficas, el BCRA no está liquidando divisas para el giro a nuestros proveedores externos. En todos los casos es para pagar materias primas que no se fabrican en el país, desde hace 60 días. Lo que queremos pagar son importaciones de materias primas que ya procesamos y entregamos a nuestros clientes, por lo cual nuestros proveedores de Asia no nos efectúan nuevos embarques”, se explayó el empresario.

En su momento, “el BCRA nos indicó que giráramos con créditos bancarios. En mi caso pedí a mis dos bancos, el Banco de la Provincia de Buenos Aires y el Banco Credicoop, ese crédito que es en dólares a 180 días y con una tasa anual del 10 %, o sea que se paga dentro de 180 días capital e intereses al tipo de cambio del vencimiento. A pesar de tener la carpeta crediticia correspondiente en estos dos bancos me contestan que no tienen fondos externos para hacer esta operación”, amplió Girard. “Con algunos de estos proveedores teníamos una condición de pago de 60 y 90 días. Hoy ese crédito se perdió, y una vez que paguemos lo que debemos nos harían nuevos embarques con pago adelantado”, agregó.

Crisis textil

Por su parte, fuentes de la cadena textil señalaron a este medio “pararon el sector sintético, como hilanderías, tejedurías y tintorerías de hilado”.

“Aparte bajé producción y otros colegas lo mismo. Lo de los bancos es ciencia ficción, no dan la financiación necesaria”, manifestó un referente de la Fundación Pro Tejer. Hace menos de un mes, la empresa Dass –radicada en Misiones- despidió 96 personas alegando que el Gobierno provincial inició gestiones para destrabar las importaciones que necesita la empresa para producir. Se trata de una planta que produce 14.000 pares por día y quedó con 467 personas.

Por su lado, la empresaria metalúrgica Rita Cosentino dijo: “Pagar materia prima ingresada tarda más de una semana y por otro lado siguen saliendo SIMI B, que implica pago a 180 días, con lo cual no podemos ingresar materia prima hasta el año que viene. Y no sabemos por qué, ya que la cuenta que hacen no nos da”.

“En términos de actividad sí, redujimos el plan de producción porque tenemos que administrar la materia prima. Es incierto el panorama de abastecimiento normal para nosotros debido a la restricción de pago y por ende redujimos la realización de horas extras”, relató Cosentino.

Asimismo, Horacio Moschetto, como representante de la industria del calzado, manifestó que “no hay fábricas paralizadas” pero puso el foco en los precios. “Todos los meses suben de a 5%; o más”, planteó.

Dejá tu comentario