GOB AGO (Salud)-(2).gif
ECONOMIA | UIA | empleo | Empresas

La UIA prepara una propuesta para promover el empleo

Previo a las próximas elecciones legislativas, la UIA trabaja en una serie de iniciativas con impronta federal para mejorar la productividad.

Los empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) trabajan en un documento que incluye propuestas para impulsar el crecimiento de carácter federal del sector fabril con inclusión del empleo joven. La idea es presentarlo en breve a las fuerzas que van a competir este año en las elecciones legislativas, algo que suele hacer la entidad durante los años políticos fuertes.

Por ahora, el texto se analiza a nivel de los técnicos, ya que los principales directivos de la entidad están en receso por vacaciones de invierno. El martes próximo el Comité Ejecutivo de la UIA, que preside Daniel Funes de Rioja, volverán a reunirse y se prevé que avancen en algunas definiciones sobre la iniciativa.

En principio, el tono que tendrá la propuesta -que en rigor constituye un refresco de habituales ideas que circulan en la central fabril-, tendrá que balancear el equilibrio interno. Algunos sectores de industriales más próximos a las políticas que lleva adelante el Gobierno procuran que no suene crítico o que no contradiga algunas de las iniciativas oficiales de política económica. Pero en general, tanto este grupo como los más “liberales” comparten puntos de vista respecto del empleo y los costos laborales.

La propuesta tomará en cuenta las “problemáticas provinciales específicas”, señaló una fuente de la UIA a Ámbito. Las iniciativas se van a mostrar de una manera “más sistematizada haciendo eje en el empleo y la inserción de los jóvenes”, según señaló.

De hecho, algunas de las ideas para favorecer el empleo ya están contempladas en medidas adoptadas por el gobierno, como es el plan para las provincias del norte, que contempla bajas de aportes patronales del 80%. La idea de los empresarios es avanzar en ese tipo de políticas que favorezcan con mayor rebaja de impuestos al trabajo a las pymes que se radican en provincias más alejadas de los puertos. Ese es un punto en el que coinciden casi todos los industriales.

La reforma fiscal impulsada por Macri, que unificó las tasas en todo el país sin diferenciación de tamaño de la unidad productiva mereció las críticas de todos. En algún momento al inicio de la administración actual, desde el ministerio de Desarrollo Productivo se trató de impulsar un proyecto de ley para consolidar un nuevo esquema que revirtiera esa situación, basado en lo que se conoce como Régimen del Decreto 814, que permitía a las empresas tomar aportes y contribuciones como crédito de IVA. Cuanto más alejadas de la Capital, mayor beneficio tenían.

Los empresarios de la UIA también analizan ideas que contemplan el no pago de aportes patronales por tres años para las empresas que contraten nuevos trabajadores, e inclusive, se hacen eco de pedidos de algunos sectores pymes para un nuevo esquema de indemnizaciones por despido, como ser, la creación de un fondo especial.

Otro de los puntos que preocupa es el costo de los impuestos provinciales y las tasas municipales. En ese caso el pedido es el de revisar o eliminar el régimen de retenciones y percepciones porque generan saldos técnicos constantes a favor de las empresas, que en muchos casos no se pueden usar.

En materia de Industria 4.0, los dirigentes fabriles apoyan la Ley de Economía del Conocimiento, que se pudo poner en marcha este año, pero consideran que se puede mejorar. Esa norma de promoción también tiene fuertes reducciones de aportes patronales para la contratación de personal afectado a proyectos de exportación.

En relación a inversiones de infraestructura, consideran que se debe contemplar la situación de las provincias, por lo que suponen que se podrían aplicar cupos por cada estado para los programas nacionales. A su vez, proponen políticas que promuevan que los gobiernos provinciales se adhieran a programas nacionales que beneficien a las empresas, como el caso de la Ley de Riesgos del Trabajo.

FUENTE: Ambito Financiero

Dejá tu comentario