NACIONALES | voto femenino | Eva Perón | feminismo

A 68 años del voto femenino: Un derecho conquistado con años de lucha

Se cumplen 68 años de que las mujeres votaran por primera vez en la Argentina, luego de que en septiembre de 1947 se aprobara la ley 13.010.

El 11 de noviembre de 1951 se realizaron las elecciones presidenciales por las cuales Juan Domingo Perón resultó electo para su segunda presidencia. Ese día miles de mujeres concurrían por primera vez a ejercer su derecho al voto. El 90% del padrón femenino concurrió a sufragar.

La obtención del voto femenino suele asociarse a una conquista del peronismo, con Evita a la cabeza. Lo cierto es que este derecho se conquistó luego de una extensa, y nada fácil, lucha de militantes socialistas y feministas en nuestro país y en el mundo. De hecho, cuarenta años antes, el 26 de noviembre de 1911 Julieta Lanteri, luego de varios intentos previos, logró votar en la ciudad de Buenos Aires, aunque no pudo lograr extender en ese momento ese derecho para todas las mujeres. Luego de esto, se sancionó una ordenanza que prohibía explícitamente el voto femenino, con el argumento de que para empadronarse era necesario el registro del servicio militar.

image.png

"Es uno de los adelantos que costó mucho en el país porque desde el año 1920 había proyectos que se trataban y la primera votación de las mujeres fue local en la provincia de San Juan. Fue Cantoni el que promovió esto, pero después hubo una gran resistencia y recién por la presión de Evita y del grupo de las mujeres que la acompañaban se consiguió finalmente, pero costó mucho", señaló la presidente de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer, Mabel Bianco.

La referente histórica del feminismo recordó que "en ese momento ya existía en el peronismo el grupo de las mujeres cuando se comenzó a hablar de la necesidad de algunas formas de igualar la participación. Fue, entonces, que ya no nos metíamos como sindicalistas porque entendíamos que eso era otro tipo de corte. Nosotros queríamos el corte transversal entre mujeres y hombres, todos nos miraban bastante torcido hasta que se logró la Ley de Cupo. Fue algo que llevó muchos años", remarcó.

Para la médica otro gran avance es que las mujeres que son sometidos, abusados o violentados ya no se callan. El abuso dejó de ser algo privado para convertirse en algo que debe denunciarse y castigarse.

Para finalizar, consideró que promover la igualdad entre mujeres y hombres sin atacar ni reemplazar los beneficios de los hombres, es algo elemental para promover la igualdad y la justicia en democracia.

Dejá tu comentario