NACIONALES | AMIA | condena |

Fallo de AMIA: Casación confirmó la mayoría de las condenas que se habían definido

En el fallo de la cámara se confirmaron la mayoría de las condenas y absoluciones que habían sido definidas en las instancias previas, con cuatro excepciones.

La sala 2 de la Cámara de Casación Federal dictó este jueves sentencia definitiva en el caso de encubrimiento del atentado a la AMIA. Los jueces utilizaron los considerandos de la sentencia para concluir que los ataques a la Embajada de Israel, en 1992, y a la AMIA, en 1994, fueron ordenadas por Irán y ejecutados por la organización islamista libanesa Hezbollah. Además, calificaron al ataque a la mutual como "un crimen de lesa humanidad".

Pese a que Casación hizo un análisis sobre los responsables de ambos ataques, ni la causa AMIA ni el caso del atentado a la embajada en manos de la Corte Suprema fueron aún resueltos y continúan abiertos.

En el fallo de la cámara que integran Carlos Mahiques, Angela Ledesma y Diego Barroetaveña se confirmaron la mayoría de las condenas y absoluciones que habían sido definidas en las instancias previas, con cuatro excepciones: se absolvió del ex juez Juan José Galeano; el ex director de la SIDE, Hugo Alfredo Anzorreguy; Juan Carlos Anchézar, también un alto cargo de la SIDE, y el ex jefe policial Carlos Alberto Castañeda en la investigación por el encubrimiento de la llamada "pista siria", es decir de Alberto Jacinto Kanoore Edul, uno de los sospechosos señalados por el atentado.

Además, se confirmó la absolución de Carlos Telleldín, sobre quien no se pudo probar que hubiera tenido en sus manos la camioneta Renault Traffic que estalló el 18 de julio de 1994 en la calle Pasteur 633. "No se cuenta con pruebas suficientes que lo vinculen" al armado del coche bomba, opinaron.

La nueva sentencia reafirmó la responsabilidad criminal de Galeano, Anzorreguy, del ex subdirector de Contrainteligencia de esa secretaría, Patricio Miguel Finnen, y del primer imputado en la causa, Carlos Telleldín, en la sustracción de los fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia del Estado (cuatrocientos mil dólares estadounidenses), y la entrega de ese dinero a Telleldín para que prestara una nueva declaración de los hechos, antes consensuada con el entonces juez de la causa. Además, revocó la condena de la ex pareja de Telleldín, Ana María Boragni, y confirmó las absoluciones dictadas en favor del abogado Víctor Stinfale y Rubén Ezra Beraja.

Las conclusiones de la sentencia

En el fallo, Mahiques afirmó que tanto el atentado a la Embajada de Israel como a la AMIA "respondieron a un designio político y estratégico de la República Islámica de Irán, y fueron ejecutados por la organización terrorista Hezbollah que actuó bajo la inspiración, organización, planificación y financiamiento de organismos estatales y paraestatales".

Los tres jueces reafirmaron que el atentado a la AMIA debe calificarse como un crimen de lesa humanidad. Además, señalaron que la responsabilidad podría caer sobre Irán, que podría ser calificado como, opinaron, un Estado "terrorista", por lo que plantean la posibilidad que el Poder Ejecutivo avance en un reclamo a nivel diplomático o ante una corte internacional. "Todos los hechos, incluidos los denominados 'conexos' fueron igualmente declarados imprescriptibles ya que estuvieron vinculados de un modo u otro con la desviación del curso de la investigación que impidió, o demoró su avance y la obtención de resultados satisfactorios", agregó el comunicado de prensa difundido.

Y concluyó: "La sentencia contiene una fuerte exhortación a los jueces a cargo de las causas conexas que todavía continúan en trámite y que se vinculan de diferente manera con el atentado a que se avance con mayor celeridad, y a los poderes ejecutivo y legislativo para que definan a la brevedad políticas públicas en relación a la instauración del proceso en ausencia, la creación de agencias federales de investigación para delitos complejos como el terrorismo, la modernización y dotación de mayores recursos en el proceso de sistematización y conocimiento de la documentación de inteligencia que fue desclasificada y que, a casi treinta años de cometido el atentado, aún no ha concluido.".

Temas

Dejá tu comentario