DEPORTES | Arruabarrena | Messi | Argentina

Arruabarrena: "Mis hijos me hinchan para que no toquemos a Messi"

El Vasco Arruabarrena dirige la selección de Emiratos Árabes Unidos, que será el último rival de Argentina antes del Mundial de Qatar 2022.

Rodolfo Arruabarrena es en la actualidad uno de los argentinos que más y mejor se ha adaptado al mundo árabe. Tras dirigir a Boca, desembarcó en Al Wasl en 2016 y construyó la segunda mitad de su trayectoria como DT en Medio Oriente. Pasó por Al-Rayyan de Qatar, volvió a Emiratos Árabes Unidos para comandar al Al-Ahli y más tarde experimentó en suelo africano con Pyramids FC. El Mundial le pasó muy cerca: al frente del seleccionado emiratí, perdió el repechaje continental frente a Australia, que luego derrotó a Perú y selló su boleto.

A horas de enfrentar nada menos que a la selección argentina, el Vasco dialogó unos minutos con Infobae y confesó que los hijos lo presionan para que sus jugadores no le hagan daño a Lionel Messi en el amistoso que se disputará este miércoles en Abu Dhabi. “Los dos (por los hijos) me están rompiendo las pelotas. Foto, camiseta. Les digo ‘mirá que yo voy a jugar un partido, eh’. “Que no lo toques”... No, no, de todo. Vos te reís, pero me llaman, están obsesionados. No les doy mucha bola, por suerte estoy lejos y es la madre la que se ocupa de ellos”, detalla el ex defensor que supo vestir la camiseta celeste y blanca alguna vez.

Los pequeños Arruabarrena son fanáticos de la Albiceleste, incluso el que nació en España. Uno tiene idolatría suprema por Messi, el otro se inclina por Gerónimo Rulli, a quien ve seguido en Villarreal: “Me salió arquero y está con eso. Hijo de p..., lo podés ver en España. Ahora también está con Pepe Reina, al que no lo conoció, pero sabe que jugó conmigo”. Para calmar las ansias de sus hijos, el Vasco les sacó pasajes y entradas para los octavos, cuartos y semifinales (suponiendo que Argentina avanzará en el primer puesto de su grupo): “Espero que le vaya bien al equipo así me saco a este pesado de encima”.

Frente al particular contexto que vivirá en la antesala de la Copa del Mundo, el estratega de 47 años se echa a reír pero asegura que no firmaría el 0-0 entre Emiratos Árabes y Argentina en el amistoso, sin jugadores lesionados y con la Selección de Lionel Scaloni en la final del Mundial: “Nunca firmo nada. Para nosotros es un lindo desafío, sobre todo para los chicos, competir con estos jugadores de nombre internacional. Si bien a nadie le gusta perder, a nosotros lo que nos interesa es poder estar a la altura y ser competitivos. Veremos si lo logramos o no”.

En plena preparación para el choque con Argentina y el que afrontará ante Kazajistán tres días más tarde, el Vasco se enfoca en ver y analizar partidos, mantener charlas con sus futbolistas (todos del ámbito local) y cruzar los dedos para que lleguen en óptimas condiciones físicas. “Trato de no hablar mucho de Messi, puedo hacer alguna broma con los que tengo más confianza. Ellos saben que es un partido histórico para Emiratos, que los va a ver todo el mundo. Nosotros queremos mejorar lo que hicimos en este tiempo y no quedarnos en una meseta”, expresa.

Y banca el proceso de Scaloni al frente del conjunto nacional: “Los números y la idea futbolística de Argentina están ahí. Eso es lo que respalda a un entrenador. Ves un equipo fresco, con alegría, los jugadores responden juegue quien juegue y eso es mérito del entrenador y su staff. Se ha hablado mucho en los primeros meses y él ha callado esas palabras con resultados. Juegue bien o mal, uno sabe a qué juega Argentina”.

Ángel Correa: "Siento una tristeza enorme" (lv12.com.ar)

FUENTE: infobae

Dejá tu comentario