NACIONALES | atentado | Cristina | redes sociales

Atentado a Cristina: los argentinos descreen la veracidad del hecho

El análisis reveló que en las redes sociales, el 55% de los argentinos no creen que el atentado a Cristina haya sido real.

Según un Análisis de la Conversación y de las Interacciones de las Redes Sociales Políticas Argentinas, que evaluó el período del 1 al 7 de septiembre, realizado en Twitter, Facebook, Instagram y Google arrojó que el 55% de los argentinos expresan en sus redes sociales que el atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner no fue real, mientras que el otro 45% asegura que hubo atentado.

image.png
El atentado a Cristina en redes sociales.

El atentado a Cristina en redes sociales.

Por otro lado, el jueves 1 de septiembre, día del ataque a la vicepresidenta en la puerta de su casa en Recoleta, se registraron alrededor de 1 millón de búsquedas puntuales sobre el hecho en la Web, de un total de 4.680.000 averiguaciones en Google por el caso.

La mayoría de las búsquedas online, el 31,1% apuntaron a la visualización del video donde Fernando Sabag Montiel gatilla su arma a la líder del Frente de Todos. En tanto, el 31,4% buscó directamente las imágenes emitidas en vivo por la señal de C5N.

Otro 24% banalizó el atentado a través de memes y el12% restante vinculó el caso con el atentado a la AMIA, de 1994.

El odio en las redes sociales

La discusión generada en las redes sociales sobre el ataque a Cristina Kirchner se dio en un contexto en donde el 73,3% fueron menciones negativas y el 26,7% restante fueron expresiones positivas.

La negatividad se dio en palabras tales como "odio", "violencia", "ataque", "falso" y "asesinato". Es decir, los usuarios priorizaron la politización del episodio , dándole lugar a las cuestiones políticas y judiciales que al hecho en sí.

Uso político del atentado

Otro dato surge de la conversación digital a través de publicaciones en redes sociales como José Luis Espert en Twitter, Mauricio Macri en Facebook y Javier Milei en Instagram.

image.png

FUENTE: Diego Corbalán

Dejá tu comentario