ARTE Y CULTURA | Avelino | Tucumán |

El legado de Avelino: 70 años de historia musical en Tucumán

Abel Gómez recordó con cariño la influencia de su padre en la cultura tucumana durante una visita en los estudios de LV12 Radio Independencia

En un visita en los estudios de LV12 Radio Independencia, Carlos Abel Gómez, hijo del legendario músico tucumano Avelino, recordó con cariño los inicios de su padre y la profunda influencia que ha tenido en la cultura popular de Tucumán.

Acompañado por algunos miembros de su banda, "El Maestro Avelino, El Saxo Mayor del Norte Argentino", Abel compartió detalles sobre la historia y el legado de su padre.

"Este año es un año especial porque estamos celebrando los 70 años de historia, preparando distintas cosas donde podamos homenajear a mi viejo por toda esta historia, por todos estos años dedicados a la música tucumana", expresó Abel durante la entrevista.

El Maestro Avelino inició su carrera musical en 1954 con una banda de 12 músicos llamada "Doce Estrellas del Ritmo", la cual luego pasó a ser conocida como "La Bandita de Avelino" en la década del 60. Su legado incluye un impresionante récord de 71 trabajos discográficos y numerosos reconocimientos, como cinco discos de oro, dos de platino y tres dobles de platino.

A pesar de los desafíos, Abel continúa llevando adelante el legado de su padre con pasión y dedicación. Junto a su hijo Simón, están organizando una serie de fiestas retro en distintos puntos de la provincia, con la participación de su banda. "En cada retro va la banda, obvio", aseguró Abel.

image.png

Al ser preguntado sobre la recepción del público en estas fiestas, Abel compartió con orgullo el cariño y el respeto que la gente tiene hacia su padre: "El tucumano es así, la verdad a veces, uno toma una dimensión de lo que significó mi viejo para el tucumano. Realmente todo es cariño, la gente siempre tiene una anécdota de mi viejo que te va y te cuenta. Todas cosas hermosas."

Además, Abel reveló una anécdota personal que refleja la relación única que tuvo con su padre: "Tuve un comienzo duro con mi viejo, porque, bueno, mi viejo era una persona muy disciplinada en su trabajo. Yo, en esa época, con 20 años, llegaba con sangre joven a la banda y siempre quería cambiar. Hoy en día, puedo hacer lo que quiera con la banda, pero trato de respetar lo de él. Mirá, que tengo la posibilidad de meter una batería acústica, no lo hago, sigo haciendo lo que hacía él".

Aquí podes ver la nota completa:

Embed - Después de 12

Dejá tu comentario