POLICIALES | banda | cárcel | causa

Extorsiones desde la cárcel: Condenan al integrante de una banda

Condenan a uno de los acusados de formar parte de una banda que realizaba extorsiones desde la cárcel. La pena es de tres años de prisión.

En el marco de una causa donde se investiga a una banda delictiva acusada de cometer una serie de extorsiones en contra de un hombre al que amenazaban para sacarle dinero, vehículos y otros bienes, hoy se formalizó un juicio abreviado en el que fue condenado Vicente Manuel Brandán (55), señalado como uno de los integrantes de dicha organización criminal liderada por Juan Francisco “Pirulo” Fernández, un preso alojado en la Unidad N°9 de la cárcel de Villa Urquiza, de máxima seguridad, lugar desde donde habría llevado a cabo las maniobras extorsivas.

Brandán había quedado implicado en el proceso, cuando semanas atrás fue detenido en su domicilio en poder de una importante cantidad de armas (no se pudo justificar su legítima procedencia) y otros elementos que se vinculan a la causa.

Asistido por su abogado defensor, el imputado firmó un acuerdo de juicio abreviado con el fiscal Héctor Fabián Assad, titular de la Unidad Especializada en Robos y Hurtos de Concepción, a través del cual se declaró culpable del delito de encubrimiento.

Reconocimiento de culpabilidad y condena

En dicho convenio figuran una serie de evidencias que reunió la fiscalía que lo vinculan con los hechos. Entre ellas, el representante del Ministerio Fiscal mencionó los mensajes y llamadas extraídos mediante UFED de los teléfonos secuestrados en la causa, donde se establecen conexiones entre “Pirulo” Fernández y dos hermanos de este último (integrarían la banda) con el imputado. Además, se adjuntó la declaración del propio Brandán reconociendo que las armas que se encontraban en su domicilio al momento del allanamiento, fueron dejadas por los hermanos Fernández.

La pena pactada es de tres años de prisión de ejecución condicional, más reglas de conducta que durante ese plazo el acusado deberá respetar, como ser la prohibición de relacionarse con el resto de los acusados, ya sea personal o telefónicamente, así como a las víctimas del hecho. Además, abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas; tener y portar armas de fuego, de cualquier tipo y calibre.

La causa

“Pirulo” Fernández está imputado por siete hechos, entre extorsiones y amenazas coactivas y con armas, que desde su celda en el penal de Villa Urquiza (donde está detenido por el crimen de un gendarme) habría cometido en contra de la víctima, entre septiembre de 2020 y enero de 2022. Según la investigación, mediante el empleo de amenazas telefónicas, las que incluían llamadas y mensajes de textos, intimidaba al hombre para que este le entregara importantes sumas de dinero y decenas de animales que eran de su propiedad. Dichas maniobras extorsivas incluían, además, la participación de otras personas, las cuales respondían a Fernández y que se presentaban en la vivienda del denunciante que, por el miedo de sufrir un daño en su persona y la de su familia, accedió a entregar lo que el grupo liderado por el acusado le exigían.

“Un gran avance en la causa”

Tras la celebración del juicio abreviado, el fiscal Assad destacó la importancia de la sentencia alcanzada hoy: “Hay que resaltar la rapidez con la que el MPF logra una condena en esta causa compleja. Esta condena nos sirve muchísimo porque aporta mucha evidencia, siendo que el los sospechosos para amenazar a las víctimas. Esta sentencia es muy productiva a los efectos de acercarnos a esclarecer los hechos y lograr eventualmente la condena contra los principales imputados, que son los hermanos Fernández”, sostuvo el investigador.

Dejá tu comentario