LOCALES | barrios | trabajo | crisis

Organizar los barrios para superar la crisis

En los barrios Los Vázquez y La Costanera, los vecinos organizaron un Comité de Crisis Barrial para reducir el riesgo de contagio en la población vulnerable.

El licenciado en Trabajo Social Emilio Mustafa, desarrolla sus tareas en los barrios Los Vazquez y La Costanera, y estuvo en contacto con LV12 contando su experiencia de trabajo en estas zonas que él define de "mucha vulnerabilidad y pobreza estructural de años y muy estigmatizada, discriminada muchas veces".

"En estos últimos años en los barrios periféricos de la ciudad de San Miguel de Tucumán crecieron problemáticas relacionadas con las adicciones y la venta de droga, pero es una población que lucha por salir de las condiciones de marginalidad en la que vive. Y en este contexto relacionado con la pandemia y el dengue, hay experiencias interesantes que surgieron de estos barrios", relataba el licenciado.

image.png

Entre las acciones que surgieron de los propios vecinos de esas comunidades, "tiene que ver con la decisión de organizarse en función de cuidar su propia salud, articulando con distintos programas del estado a través de los Comité de Crisis Barriales, que entre otras cosas trabajaron con el dengue donde fue crítica la situación por los casos registrados del brote". Según informes, "el 10% del total de casos en la provincia estaban en el barrio. Y la otra preocupación que tiene el barrio se debe a un posible contagio de coronavirus, que puede generar gran preocupación no solamente ahí sino también en toda la provincia, como ocurrió en Buenos Aires con las Villas Azul y 31".

Ahora se está planificando en ambos barrios, "armar protocolos de intervención en caso de detectarse contagios por COVID-19, donde se trabajará una linea preventiva y de educación sanitaria para reforzar en las organizaciones los cuidados, a través de un diagnostico para diferenciar porque es importante el manejo de la información para controlar la ansiedad y como herramienta para que la gente no entre en pánico".

Dentro se esa tarea de contención y trabajo con los grupos de riesgo, el licenciado destacaba también la situación de los jóvenes y el control de las adicciones, para quienes se está elaborando un protocolo ya que "hay muchos que consumen sustancias (paco, nafta, pegamento), lo que implica que un chico adicto sea una población de alto riesgo porque son inmunodeprimidos, están mal alimentados, presentan deficiencias pulmonares. Entre las campañas que realizaron para contener esta población, "durante la semana se logró vacunar a 50 chicos en conjunto con el CAPS". Desde el año 2017 trabajamos con chicos que atraviesan adicciones entre los 9 a 12 años en el sector particular que trabajamos nosotros, la edad bajó ya que antes era entre los 14 o 15 años".

El licenciado resaltó la importancia de todos los trabajos y tareas que se están llevando a cabo en las zonas, y las acciones que buscan implementarse a través del trabajo principalmente en las zonas vulnerables, y sintetizó que se debe "estar atentos, tener una vigilancia permanente y hacer que las poblaciones estén articuladas con los organismos del estado para garantizar la salud de los barrios, que garanticen condiciones de vida digna".

Dejá tu comentario