Bolivia | Santa Cruz | COVID

Alerta en Bolivia por un brote de casos de COVID

La ministra de Salud de Bolvia pidió fortalecer las medidas de bioseguridad, al confirmar la primera infección de la subvariante JN.1 en Santa Cruz

El Ministerio de Salud de Bolivia informó este martes que Bolivia registra un brote de COVID-19 y cuenta con un caso de la subvariante JN.1, que ha sido identificada en la ciudad de Santa Cruz.

La ministra de Salud y Deportes de Bolivia, María Renée Castro, dijo en conferencia de prensa que se está ingresando a un “brote” de la COVID-19, que inició a finales del año pasado e inicios de este y que se espera descienda en febrero.

Señaló que se prevé que haya otro brote a mediados de año, cuando las temperaturas bajan en el país y que es “una dinámica regular”, por lo que hay que mantener las medidas de bioseguridad como el lavado de manos constantemente y vacunarse contra la COVID-19.

“Nosotros nuevamente llamamos a que las personas puedan fortalecer las medidas de bioseguridad, si ya conocemos la dinámica del virus, cómo se comporta en diferentes tiempos”, manifestó Castro.

La ministra señaló que hay un solo caso identificado de la subvariante JN.1 a través de la vigilancia genómica, que se registró en una paciente de sexo femenino de 39 años en la región oriental de Santa Cruz, en el este del país.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) colocó a la subvariante JN.1 en la lista de variantes de interés.

Indicó que en la semana epidemiológica 52 se reportaron 1.086 casos más que los registrados en la semana 51, lo que supone un 128% de incremento de casos, ya que son 1.933 positivos de COVID-19.

Los departamentos que registran la mayor cantidad de contagios son Santa Cruz con 888, le sigue Cochabamba con 538, después está La Paz con 280 casos.

Agregó que en la última semana epidemiológica falleció una persona de 54 años en Santa Cruz, quien tenía una enfermedad de base.

Castro recalcó en que este incremento es un “comportamiento normal” y que están monitoreando la situación y que no se trata de una “ola” de contagios.

Desde 2021, cuando se comenzó la vacunación hasta ahora, se utilizaron más de 16 millones de dosis en la población mayor a cinco años en el país.

La ministra agregó que en la última semana las personas enfermas tienen de 20 a 39 años de edad e insistió en que las personas asistan a vacunarse contra la COVID-19.

La semana pasada ese ministerio recordó que sigue vigente la alerta epidemiológica por la COVID-19, que fue emitida en agosto del año pasado, cuando se dio fin a la emergencia sanitaria por la pandemia.

Bolivia afrontó seis olas de la pandemia de la COVID-19 desde marzo de 2020 cuando se registró el primer caso de esta enfermedad en el país.

FUENTE: EFE

Dejá tu comentario