INTERNACIONALES | Cambio Climático | verano | calor

Cambio Climático: Alerta y preocupación de la ONU

El informe anual sobre la calidad del aire y el clima de la Organización Meteorológica Mundial, publicado en víspera del Día Internacional del Aire Limpio

El cambio climático aumenta la frecuencia y la intensidad de las olas de calor. Estas, a su vez, empeoran la contaminación y calidad del aire. Y es que, como todo en el clima, son fenómenos que están relacionados entre sí y "deben abordarse en conjunto". Estas son las principales conclusiones del tercer informe anual sobre la calidad del aire y el clima de la Organización Meteorológica Mundial (WMO, por sus siglas en inglés), publicado este miércoles, víspera de la celebración del Día Internacional del Aire Limpio.

Si el anterior informe se centró en los incendios forestales, este año se ha querido poner el foco en las olas de calor, que no solo afectan a la salud humana, sino que también impactan al medio ambiente. "El objetivo es poner de relieve el hecho de que las altas temperaturas no constituyen el único peligro, sino también los impactos de la contaminación resultante, que suelen pasarse por alto, pero son igualmente perniciosos", resume la organización en una nota de prensa.

La publicación de este informe coincide con el anuncio también por parte de la WMO de que la Tierra acaba de tener los tres meses consecutivos más calurosos desde que hay registros, según el Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S). Además, agosto fue el mes más caluroso jamás registrado (por un amplio margen) y el segundo mes más caluroso de la historia después de julio de 2023. Según C3S, se estima que el recién terminado agosto en su conjunto fue 1,5°C más cálido que la media preindustrial (1850-1900), y que lo que llevamos de 2023 es el segundo más caliente de la historia, solo por detrás de 2016 (cuando se produjo un poderoso episodio de calentamiento de El Niño).

Asimismo, "en todo el mes de agosto se registró la temperatura media mensual de la superficie del mar más alta jamás registrada en todos los meses, con 20,98 °C. Las temperaturas superaron el récord anterior (marzo de 2016) todos los días de agosto", reza el comunicado de la agencia de la ONU.

El secretario general de la WMO, el científico finlandés Petteri Taalas, ha recordado que el hemisferio norte ha vivido en los últimos dos meses "un verano de todos los extremos" y que esto ha ocurrido antes de que el actual fenómeno de El Niño despliegue todo su impacto, que en general se registra en el segundo año de su desarrollo, es decir, en 2024. "Lo que estamos observando es una clara consecuencia del calentamiento de los sistemas climáticos", ha añadido el director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, Carlos Buontempo, en el citado comunicado.

La WMO advierte de que la consecución de meses de verano con temperaturas de récord es una tendencia que, según prevé, "se mantendrá en el futuro". Si la humanidad no reduce la emisión de gases de efecto invernadero (causantes principales del cambio climático), los especialistas contemplan escenarios muy perjudiciales para la salud humana y para los cultivos y ecosistemas. Además, se seguirá incrementando el riesgo de incendios forestales.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FWMO%2Fstatus%2F1699362246084747430%3Fref_src%3Dtwsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1699362246084747430%7Ctwgr%5E40d64f017760c4c47840b4bcad5f48952d69f915%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.20minutos.es%2Fnoticia%2F5170034%2F0%2Fconclusiones-tercer-informe-calidad-aire-incendios-olas-calor-cambio-climatico-organizacion-mundial-salud-2023%2F&partner=&hide_thread=false

"Las olas de calor y los incendios forestales están estrechamente vinculados. El humo procedente de los incendios forestales contiene un brebaje de sustancias químicas que no solo afectan a la calidad del aire y la salud, sino que también perjudican a las plantas, los ecosistemas y los cultivos, a la vez que generan más emisiones de carbono y, por ende, más gases de efecto invernadero en la atmósfera", ha explicado el doctor Lorenzo Labrador, científico de la WMO y coautor del boletín sobre la calidad del aire de 2023.

Mientras que el cambio climático es una amenaza a largo plazo y a escala mundial, la contaminación del aire se produce en zonas más concretas y durante días o semanas. Los gases nocivos que empeoran la calidad del aire que respiramos se encuentran los óxidos de nitrógeno, el ozono y los aerosoles, que son minúsculas partículas suspendidas en la atmósfera. Todos ellos influyen en el clima y, por tanto, en la salud humana, animal y vegetal. El informe de la WMO apunta que "los contaminantes del aire, como el nitrógeno, el azufre y el ozono, se depositan desde la atmósfera en la superficie de la Tierra y son absorbidos por las plantas, con lo cual se daña al medioambiente y se reduce el rendimiento de los cultivos".

FUENTE: 20minutos.es/

Dejá tu comentario