ECONOMIA | cerdo | Argentina |

Exportaciones de cerdo crecen un 70% en lo que va de 2020

En los primeros nueve meses de este año, la Argentina embarcó 31.891 toneladas de cerdo, una cifra que ya supera las 25.000 toneladas del 2019.

Las exportaciones argentinas de carne de cerdo comienzan a despegar. En los primeros nueve meses de 2020 crecieron un 73%, en comparación con la misma etapa del 2019, y alcanzaron las 31.891 toneladas. El 65% de los cortes va al mercado chino, que incrementó las importaciones por el impacto en sus granjas de la fiebre porcina africana.

Son estadísticas que elaboró el consultor Juan Luis Uccelli -un experto en la cadena porcina-, en base a datos oficiales de la Aduana y la Afip. “La proyección es que el año se cierre con 42.000 toneladas exportadas, una cifra que representa más del 5% de la carne de cerdo que se produce en el país”.

La Argentina todavía no es un exportador importante de carne de cerdo, a pesar de que tiene espacio disponible y mucha soja y maíz para el engorde. Antes del 2015 apenas se enviaban unas 6.000 o 7.000 toneladas anuales. Ese año se conformó el consorcio de empresas exportadoras y el 2018 fue el primer año en el que se registró un crecimiento importante: 23.000 toneladas.

image.png

En el 2019, la cifra trepó a 25.000 toneladas y el salto más importante es el de este año, con un incremento del 70% en comparación con el año pasado).

Al mirar las exportaciones argentinas de carne porcina hay tres meses que duplican el ritmo mensual: junio (5.929 toneladas), julio (más de 6.000 toneladas) y agosto (4.975) toneladas. “El principal cliente es China, al que van el 65% de las exportaciones argentinas. En nueve meses la Argentina envió unas 20.000 toneladas a este mercado estratégico”, precisó Uccelli.

El gigante asiático es una aspiradora de carne porcina. “Encima se les cayó Alemania, que era el tercer país que les exportaba -también por la peste porcina-, que les enviaba 9.000 toneladas por semana”, recordó el consultor.

image.png

Hay otra buena noticia para la cadena porcina argentina: por primera vez desde 1992, la balanza comercial es positiva. Es decir, la Argentina exporta más cerdo del que importa. “Y en eso no solo influye el aumento de las exportaciones, sino que Brasil, que le vendía mucho cerdo a la Argentina, está mandando todo para China”, destacó Uccelli.

¿Qué pasó con el acuerdo para instalar granjas porcinas en la Argentina para abastecer la demanda del gigante asiático? "Se postergó la firma del acuerdo de entendimiento con el gobierno chino. En teoría se firmaría en noviembre entre los presidentes de ambos países -si la pandemia lo permite- pero es un tema más entre muchos que hay previsto acordar", adelantó Uccelli.

Uccelli está convencido de que es una gran oportunidad. "Los chinos prefieren toda la vida seguir comprando soja y engordar ellos sus cerdos, con el agregado de valor que eso supone. Pero en China la fiebre porcina llego para quedarse", aseguró.

image.png

La Argentina, en cambio, tiene un buen estatus sanitario, espacio para las granjas y muchos granos para los comederos. "Con los yuanes se pueden hacer granjas inteligentes y con altos estándares ambientales. Además los chanchos son nuestros, no se traen de China y acá el Senasa funciona para evitar riesgos sanitarios", insistió.

El consumo local

En el mercado interno, además, el consumo de carne porcina se sostuvo y según los datos del consultor ya araña los 20 kilos anuales por habitante (19,5 kilos por persona cada año).

“Al principio de la pandemia fue muy difícil la situación porque se cayó el consumo de las empresas de catering y de todo el rubro gastronómico, pero en la góndola se sostuvo”, concluyó el consultor.

FUENTE: clarin.com

Dejá tu comentario