LOCALES | Concepción | Catamarca | Virgen del Valle

Son de Concepción y llevan 37 años peregrinando a Catamarca

Eliana Albornoz, peregrina de la agrupación Coco Lonzalles, dijo en LV12 que entre las 17 personas que peregrinan, se encuentran un nene de 8 años y una señora de 70.

Como ocurre todos los años, la “Virgen Morena” de los Valles despierta las muestras más diversas de fe. Una de ellas es la de los peregrinos, que se desplazan a pie, en bicicletas, sulkis y otros medios de transporte, para honrar y acompañar a la Virgen en su celebración principal el 8 de diciembre en San Fernando del Valle de Catamarca.

Un ejemplo de ello es la Agrupación de Peregrinos “Coco Lonzalles”, que inició la peregrinación desde Concepción y que estará con 43 integrantes en las fiestas de la Virgen, luego de caminar los más de 150 kilómetros de distancia que hay.

image.png

Eliana Albornoz, peregrina de la agrupación Coco Lonzalles, dialogó con LV12 Radio Independencia para referirse a los 37 años peregrinando que lleva dicho movimiento. Ante la consulta del nombre de la organización, explicó que es en honor al fundador de esta movida, ya fallecido. "Encontramos a una señora llegando a Catamarca que salieron a recibirnos y dice 'mi papá ya falleció, pero él decía 'cuando llegan los de Coco Lonzalles comienza la fiesta de la Virgen'", comenzó diciendo.

"Somos los primeros grupos de peregrinos que llegan a la Virgen".

"El jueves 30 de noviembre a la tarde comenzamos la peregrinación, caminando. Somos 17 personas. Tenemos al más chico de 8 años y la más grande es doña María, de 70. Ella es fundamental para nosotros. Es la madre de todos", reveló.

image.png

Estos peregrinos tucumanos, recorren los 170 kilómetros que separan Concepción con Catamarca, hogar de la Virgen del Valle y cómo hacen para subsistir durante los días de travesía. "Hacemos beneficio durante el año para poder traer un camión con nosotros, y en el camión traemos colchones y ahí tiramos los colchones y dormimos. En La Merced nos agarró el agua y se nos mojó todo, mojamos la ropa, no pudimos descansar y tuvimos que seguir caminando", cerró.

Embed - Elizabeth Albornoz

Dejá tu comentario