ECONOMIA | consumo | combustible | Capital Federal

El consumo de combustible cayó 8% en abril

En Capital Federal fue el único lugar donde el consumo aumentó casi un 2%. Esto se explica por su menor valor y el mayor poder adquisitivo.

La caída del consumo golpeó varios sectores y el combustible no fue la excepción: la demanda total cayó un 8% en abril de este año en comparación del mismo mes que en 2023.

Según los datos reflejados por la Confederación Argentina de Trabajadores y Empleados de Hidrocarburos Energía Combustibles Derivados y Afines (CATHEDA), en el segmento público en general, que representa el 68% del consumo, la caída fue del 13,7%.

Por su parte, en Capital Federal fue el único lugar donde el consumo aumentó: se trató de casi un 2%. Esto se explica por su menor valor y el mayor poder adquisitivo.

image.png
Pese a la cíada del 8% interanual, en Capital Federal aumentó casi un 2%. (Foto: C5N)

Pese a la cíada del 8% interanual, en Capital Federal aumentó casi un 2%. (Foto: C5N)

Mientras que en lo que representa la demanda de los sectores Agro, que representa el 11% del total, y el industrial, representa el 21%, mostraron un leve crecimiento.

La reducción en las ventas se explica por una baja del 6,3% en las ventas de gasoil, mientras las de naftas se redujeron 10,6%, según agregó el informe de tendencias energéticas del mes de mayo que elabora el Instituto Mosconi (IAE).

Por otra parte, las ventas de gasoil acumuladas durante los últimos doce meses se redujeron 2,6% respecto a igual periodo anterior: las ventas de gasoil ultra fueron 8,2% menores mientras que las de gasoil común, que representa el 72% del gasoil comercializado.

Las ventas en supermercados y autoservicios registraron una retracción del 10% interanual

Las ventas en supermercados y autoservicios siguen en caída libre. Durante el mes de mayo registraron una retracción del 10% interanual, registrando una fuerte recesión en el consumo.

Si bien el porcentaje mostró una desaceleración respecto del 13% del índice del mes de abril, todavía no es posible quebrar la barrera de los dos dígitos. De esta manera, el valor acumulado durante los primeros 5 meses del año fue del 8%.

image.png

Según el relevamiento de la consultora Scentia, la categoría más afectada por el nuevo derrumbe en el consumo es la de alimentos perecederos, que tuvo una merma del 20,5% interanual. De cerca le siguieron las bebidas, que tuvieron un retroceso del 19,1% interanual en su variante con alcohol, mientras que las sin alcohol se derrumbaron un 18,3%.

En tanto que los productos de higiene y cosmética, limpieza y los impulsivos, entre los que están las golosinas, registraron una disminución en sus ventas de entre 12% y 14%. Lo que menos cayó fueron los alimentos de desayuno y merienda (-6,5%) y el rubro alimentación en general (-1,2%), que incluye a los productos más básicos.

FUENTE: C5N

Dejá tu comentario