ACTUALIDAD | Debate presidencial | Campaña electoral | Alberto Fernández | Frente de Todos | Mauricio Macri

Santa Fe se prepara para recibir a los candidatos

Los seis aspirantes a la presidencia estarán cara a cara en Universidad Nacional del Litoral. La organización ultima detalles para el evento de este domingo.

Bajo un calor agobiante que tiene pronosticado ceder hacia el domingo en Santa Fe, y sin demasiada expectativa ciudadana en la previa, los responsables de la organización del debate presidencial ultimaban en las últimas horas los detalles del evento de este domingo con Mauricio Macri y Alberto Fernández como principales protagonistas, que marcará el inicio del tramo final de la campaña de cara al 27 de octubre.

Anoche, en el Paraninfo del rectorado de la Universidad Nacional del Litoral de la capital provincial, sobre el Boulevard Pellegrini, seguían los trabajos de montaje de la escenografía y el escenario sobre el que debatirán Macri, Fernández, Roberto Lavagna, José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión y Nicolás del Caño. En el primero de los dos actos de este tipo: el segundo será dentro de una semana, en la facultad de Derecho de la UBA, en la ciudad de Buenos Aires.

Afuera del rectorado, por el contrario, terminaban de desmontar el andamiaje del show musical que el jueves por la noche congregó a unas 10 mil personas por los 100 de la fundación de la UNL.

Recién este sábado estaba previsto el desembarco de los primeros colaboradores de los candidatos y de los jueces de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía, a cargo de la organización. Aunque el grueso de los invitados, entre dirigentes, autoridades y asistentes especiales, y los seis candidatos presidenciales, se espera recién para mañana.

Ayer, cuando caía la noche, más de una docena de jefes de la policía provincial, de la Policía Federal, de Gendarmería, Prefectura, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), representantes de la cámara electoral y de la UNL, entre otros, deliberaban detalles del operativo del domingo en una oficina a la vuelta del Paraninfo. Al rato, ya empezaban a acomodar las primeras vallas en la zona, alrededor del edificio.

Es que es la primera vez que un candidato a presidente participa en un debate: en el 2015, el candidato del oficialismo era el gobernador Daniel Scioli.

En la tarde de hoy, los primeros colaboradores de la custodia presidencial tenían previsto empezar a revisar el rectorado de la universidad y el Paraninfo, el recinto histórico en el que tuvo lugar, por ejemplo, la asamblea constituyente de 1994 en la que se discutió la reforma constitucional. Con 500 butacas, el lugar se acondicionó para albergar a 300 invitados, entre ellos la comitiva con la que llegarán los seis candidatos.

No hay nada librazo al azar. Ni en la organización, ni en la moderación ni en la modalidad del evento. “Es un acto institucional televisado, no es un programa de televisión”, graficaban ayer ante este medio desde la producción del debate. Se acreditaron más de 300 periodistas.

Los principales candidatos no habían terminado de definir, ayer, sin embargo, qué funcionarios, dirigentes y colaboradores los acompañarán mañana. Incluso había cierto hermetismo sobre si Macri ocuparía algún hotel junto a su comitiva. Anoche aseguraban desde Presidencia que se volvería a Buenos Aires tras el debate.

El lunes, el Presidente encabezará en Paraná, Entre Ríos, a unos pocos kilómetros de la capital santafesina, la marcha del “Sí se puede”.

El jefe de Estado llegará sobre la hora en uno de los aviones de la flota presidencial. Una vez que entre en la universidad estará vedada la entrada para el resto.

Además de su entorno más cercano -Marcos Peña, Iván Pavlovsky, Fernando de Andreis, Jorge Grecco y su mujer, Juliana Awada, además del equipo de discurso compuesto por Hernán Iglesias, Alejandro Rozitchner, Julieta Herrero y Micaela Méndez, entre otros-, en la lista oficial del evento estaban anotados como invitados desde el gobernador Alfredo Cornejo y el senador Miguel Ángel Pichetto -candidato a vicepresidente- hasta la diputada Elisa Carrió.

Voceros de la líder de la Coalición Cívica contestaron, sin embargo, que no estaba prevista su presencia. Tampoco estaba definido si Pichetto sería de la partida.

Cada candidato puede ir con 10 acompañantes, de los cuales cinco tienen acceso al Paraninfo. Los otros cinco miran el debate por la televisión, tras bambalinas. Y hay otros 19 asistentes que pueden ocupar las plateas, dentro del recinto, según lo previsto por la organización.

Sí ya se había acordado con antelación que el jefe de Estado y sus colaboradores ocuparán mañana por la noche la oficina de Bienestar de la universidad, en uno de los laterales del edificio del rectorado, la más reservada por cuestiones de seguridad. Se colocó, de hecho, una media sombra para preservar mejor ese rincón. El resto de los cincos postulantes fueron a sorteo.

Tanto el candidato del Frente de Todos como el resto de los candidatos también llegarán el domingo, en vuelos comerciales. Un dato: es el único día en el que no hay frecuencia entre la ciudad de Buenos Aires y Santa Fe. Es decir que Fernández y sus acompañantes tienen agendado volar hacía Paraná y trasladarse desde allí hasta la capital provincial. Y hospedarse en el hotel UNL ATE, según fuentes del kirchnerismo.

Sergio Massa, Felipe Solá y Eduardo “Wado” de Pedro figuraban en el listado de invitados, que cambió varias veces en los últimos días y aún no estaba confirmado, entre el grupo estrecho del ex jefe de Gabinete que suele acompañarlo a todos lados. Massa, según su entorno, estaba en duda porque a Malena Galmarini, operada de urgencia en la semana, recién le darían el alta del lunes.

En el caso del FIT, el frente de Del Caño, habían reservado el Hotel Amarras. Espert, Los Silos. El equipo de Gómez Centurión, el hotel Castelar. Y el equipo de Lavagna, el InterTower, a pocas cuadras de la universidad.

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario