NACIONALES | Educación | familias | sistema

Educación en Argentina: "el sistema está en franca decadencia"

LV12 se comunicó con Guillermina Tiramonti, magister en Educación, quien habló de "abordar conocimientos de otras maneras" para luchar contra la decadencia.

La encuesta nacional del Observatorio de Argentinos por la Educación, reveló que el 6 de cada 10 familias afirmaron que sus hijos tuvieron interrupciones en el calendario escolar durante el primer semestre del 2022.

LV12 Radio Independencia se comunicó con Guillermina Tiramonti, magister en Educación y Sociedad de FLACSO Argentina, quien planteó la forma de mejorar el sistema educativo en nuestro país.

Guillermina Tiramonti

Ante esto dijo “el sistema está en franca decadencia desde hace muchos años porque, por un lado, no puede cumplir su función básica, hoy tenemos chicos que llegan al último año de la primaria y no están alfabetizados, no han aprendido a leer y escribir. Por un lado, tenemos eso, esa ineficacia de la escuela para transmitir a las nuevas generaciones los instrumentos más básicos de la cultura, por otro lado, tenemos una escuela en un nivel secundario que sigue teniendo como referencias culturales referencias de principios del siglo XX”.

Afirmó que existen saberes que no están siendo enseñados a los alumnos y que deberían ser reforzados en habilidades y competencias: “habría que avanzar en cambiar la escuela secundaria y no lo hacemos, y lo que hacemos parece que va a ser contraproducente, por ejemplo, anular la referencia. Está claro que la repitencia no sirve pero lo que hay que hacer no es anularla sino asegurar de que los chicos aprendan de modo que la repitencia deje de ser necesaria”.

“Estamos en un proceso en el cual no logramos generar las políticas que necesita un sistema que esta decadente”.

La trama compleja de la realidad, el conjunto de elementos que “conforman los fenómenos de nuestro mundo” dice Tiramonti, son formas de “abordar conocimientos de otras maneras”, por lo tanto, la mejor manera de enseñar no es a través de disciplinas sino a través de “proyectos y problemas”.

En su libro “Simulacro”, Tiramonti menciona que los actores del sistema están de acuerdo en fingir que éste funciona, esta afirmación en comparación con el Observatorio Argentino por la Educación, donde se expresa que la mayoría de los argentinos no están de acuerdo con el sistema educativo pero que sus hijos estaban bien educados, la autora dice, “yo creo que está claro que es lo que los padres esperan de la escuela. Me parece que los factores que consideran de la escuela son variados y tienen poco que ver con el aprendizaje, tienen más que ver con el ambiente escolar, con que los valores que se sostienen desde la escuela sean semejantes a los propios, que el resto de los chicos que concurren a la escuela provengan de familias parecidas a la propia, es decir hay una mayor preocupación por cómo y con quiénes van a socializar los chicos más que con qué y cómo aprenden los chicos”.

"Las evaluaciones nos están diciendo que efectivamente hay problemas. No hemos desarrollado una pedagogía práctica a un permita enseñarles".

Una nueva forma de plantear la educación

Guillermina expresó que “la escuela tiene un patrón cultural que corresponde a la cultura ilustrada”, por lo cual aquellos alumnos que provienen de “familias educadas” buscan una continuidad entre “la cultura de su casa y la cultura de la escuela”, mientras que aquellos alumnos que vienen de familias que no han podido continuar con la educación “tienen más dificultades” para poder terminar la educación secundaria y menos posibilidades de “acceder a trabajos integrados”.

Como solución a este problema educativo, Tiramonti plantea desarrollar “una desarrollado una pedagogía que permita a esos chicos adquirir la lectoescritura”. Asimismo sugiere que se necesita de una “voluntad política” que priorice la educación evitando conflictos y estableciendo “negociaciones con los sindicatos”.

Expresó que se necesitan de políticas centrales y cambios como “construir consensos con los ministros de las provincias y ver cómo se logra que aquello que se decide en el campo del Consejo Federal de Educación sea concretado por cada una de las provincias, después, sabemos que hay que cambiar la formación docente, la formación inicial y también trabajar en una recapacitación fuerte de los docentes, pensar en formas de inclusión de contratación docente y otro tipo para que los docentes tengan tiempo para trabajar institucionalmente, pasar de currículo a enciclopedistas, a currículos pensado por temas , por problemas, hay una serie de cambios para hacer”, concluyó.

Dejá tu comentario