NACIONALES | estatales | despidos | fin de semana

Estatales denuncian que hubo más 2.300 despidos este fin de semana

Estatales protestan frente al INTI y el Hospital Posadas contra los despidos de este fin de semana. Advierten que podrían haber más desvinculaciones.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunció que el Gobierno despidió a más de 2.300 trabajadores durante el fin de semana en áreas clave como la Secretaría de Derechos Humanos, la línea 144, el Hospital Posadas y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), por lo que este lunes se desarrollan protestas y movilizaciones.

"Al igual que en marzo, nuevamente se advierte una gran cantidad de cesantías en el interior del país. Por estas horas el Estado nacional agoniza en las provincias. Su ausencia es casi total", aseguró el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, a través de la red social X (antes Twitter).

"Estos despidos se traducen en una pérdida de derechos para toda la población. Cada vez que en la administración pública se destruye un puesto de empleo, hay una política pública que se desmantela y un derecho que se pierde", agregó. Desde ATE se contabilizaron 2.305 despidos.

Según el relevamiento, los organismos más afectados son el ex Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad (450 despidos), la Secretaría de Derechos Humanos (700), el ex Ministerio de Desarrollo Social (370), el INTI (285), Parques Nacionales (79) y el INCAA (20).

En el caso del INTI, donde hay al menos 285 contratos cesanteados, los trabajadores se congregaron esta mañana en la puerta del organismo para reclamar la reincorporación. Allí se produjeron incidentes con efectivos de la Policía de la Ciudad que buscaban evitar el corte de la avenida General Paz.

También se registraron protestas en el Hospital Posadas, donde se comunicaron al menos 90 despidos en las áreas de fisiatría, emergencias, neumonología, clínica, kinesiología, biología molecular, radiología y hemoterapia. Muchos de los trabajadores desvinculados son especialistas que se desempeñaban en puestos clave.

"No es solamente un ataque a nosotros, sino que este hospital tiene un área de influencia de 6 millones de personas. Atacan a todos los pacientes que se vienen a atender", aseguró a C5N uno de los cesanteados, el delegado de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), Luis Sucher.

"Los despidos se tienen que revertir porque está en juego la salud de los sectores populares, además de nuestro trabajo y el de nuestras familias. Se despidieron enfermeros de áreas muy sensibles como neonatología, biólogos moleculares que se encargan de detectar la leucemia, fisiatras que atienden niños, neumonólogos, trabajadores de la guardia de adultos, gente que salva vidas todos los días", enumeró.

Otra de las delegadas, Laura Bogado, remarcó que "atacaron con tres despidos el servicio de Trabajo Social que le da asistencia a los pacientes en mayor vulnerabilidad, que ni siquiera tienen dinero para viajar en colectivo para venir o una copa de leche para tomar a la mañana. No solamente creo que es deliberado, sino además creo que es siniestro", subrayó.

Según informó Ámbito, podrían ser hasta 5.000 los trabajadores estatales a los que el Gobierno no les renovará el contrato que venció el 30 de junio. La mayoría provendría del Ministerio de Capital Humano que maneja Sandra Pettovello. Desde los gremios estiman que a fin de junio vencen entre 50.000 y 60.000 contratos, muchos de los cuales se habían vencido en marzo y fueron renovados por tres meses más.

FUENTE: C5N

Dejá tu comentario