ACTUALIDAD | FAO | Argentina | alimentos | países más desarrollados | pérdida de alimentos

A nivel mundial se pierde un tercio de los alimentos que se producen y se consumen en el planeta

Los datos surgen de un estudio elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Las mayores pérdidas se registran en las frutas y hortalizas, que son los alimentos más frescos y nutritivos para su consumo.

Un estudio elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) revela que a nivel mundial se pierde un tercio de los alimentos. Son datos del año 2014 que en los próximos días serán actualizados.

"A nivel mundial se pierde la tercera parte de los alimentos en lo que es la producción, comercialización transporte y en el consumo propio", confirmó Francisco Yofre, Oficial a cargo de la representación de FAO Argentina.

El especialista explicó que en la parte de producción y comercialización se estima que se pierde alrededor de un 45%, mientras que en la etapa de desperdicio, que es todo el consumo propio, interno de los hogares, restaurantes y comidas rápidas, aproximadamente el 55%. "Son datos que ya llevan cinco o seis años y en estos días está saliendo un informe de FAO con datos más actualizados", señaló.

Agregó que en los países más desarrollados los alimentos se desperdician en la etapa de consumo, mientras que en los países menos avanzados o de menos ingresos se produce en la etapa de producción.

Según Yofre, las mayores pérdidas se registran en las frutas en un 45% y en hortalizas con un 40%. "Lo paradójico es que son los alimentos más frescos y los alimentos que deberíamos consumir a diario. Ahí es donde está el mayor reto porque no sólo es lo más fresco, sino que es lo más nutritivo".

Consultado sobre qué manera se puede optimizar la utilización de los alimentos, respondió que "hay diferentes etapas. En la producción, la idea es trabajar con los productores para que no pierdan alimentos en el campo mismo con buenas prácticas agrícolas, de manufactura y en la manipulación. También en el transporte porque forma parte de la pérdida de alimentos".

Ahora bien, "en los restaurantes lo que se puede decir es que no pongan abundantes platos y si sobra comida que el consumidor trate de llevárselo a su casa. En casa, planificar un poco las compras porque muchas veces compramos y no lo vemos y se vence y no se consume y eso después hay que tirarlo".

Para el referente de la FAO, "la idea es trabajar un poco en todas las partes de la cadena y concientizar en la necesidad de no tirar, sabiendo que en la etapa previa que es la producción si uno desperdicia hay menos disponibilidad de alimentos que hay después en todo el resto de la cadena lo que hace que el precio aumente", advirtió.

Francisco Yofre.mp3

Dejá tu comentario