ECONOMIA | FMI | Argentina | Economía

El FMI mejoró la proyección de crecimiento para Argentina

En medio de la negociación por la deuda, el FMI mejoró su pronóstico de crecimiento de Argentina para 2022 y calculó que la economía crecerá un 3% este año.

En plena negociación con el Gobierno, el Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró las proyecciones de crecimiento para la economía argentina. La última actualización del informe Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, según las siglas en inglés), dado a conocer este martes en Washington, prevé que el producto interno bruto argentino crecerá 3% en el año en curso y 2,5% en 2023.

Se observa una mejora de 0,5% tanto para 2022 como para 2023, con relación a las estimaciones que realizara el FMI en su anterior informe de octubre pasado sobre Argentina. Pese al recálculo en sentido positivo, el 3% que proyecta el organismo multilateral se encuentra por debajo del 4% que proyecta el proyecto de presupuesto elaborado por el Ministerio de Economía. Más aún, en ámbitos oficiales existe la expectativa de un crecimiento superior, a partir – señalan – de la solidez que muestra la recuperación económica.

“Estamos trabajando de forma muy cercana con las autoridades argentinas para acordar un programa que ayude a la sociedad argentina a superar los desbalances de su economía. Tenemos que mejorar en esos desequilibrios para que el país pueda superar las dificultades. Entendemos que la situación social es desafiante, por eso estamos adoptando una visión flexible y pragmática (en la negociación) y esperamos progresos en los próximos días”, mencionó en conferencia de prensa la ex economista jefa del organismo y actual vicedirectora gerente Gita Gopinath. Además, reiteró que Argentina necesita un plan económico “sólido y creíble”.

image.png
Gita Gopinath, vicedirectora gerente del FMI, dijo que Argentina necesita un plan económico “sólido y creíble”.

Gita Gopinath, vicedirectora gerente del FMI, dijo que Argentina necesita un plan económico “sólido y creíble”.

“Entendemos que la situación social es desafiante, por eso estamos adoptando una visión flexible y pragmática (en la negociación) y esperamos progresos en los próximos días”. (Gopinath)

Para 2023, por su parte, calculó otra expansión de 2,5%, lo que también significa una mejora respecto al 2% que publicó en octubre. Las mejoras en sus proyecciones están relacionadas al recálculo que hizo el FMI sobre el resultado de la economía en 2021, ya que había pronosticado una mejora de 7,5% y terminó por recalibrarlo a 10 por ciento.

La estimación del Fondo se encuentra en línea con lo que proyectan las consultaras privadas. De acuerdo con el último Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica el Banco Central, los analistas esperan un crecimiento del Producto Interno Bruto para 2022 de 2,9% (+0,4 puntos porcentuales respecto del relevamiento previo).

Desde ya, aunque el informe no hace referencia alguna al tema, los economistas privados estiman estos pronósticos dando por supuesto que Argentina llegue a un acuerdo con el FMI.

Justamente esta semana se conocerá una señal concreta de cómo avanzan las negociaciones ya que se debe pagar este viernes unos 700 millones de dólares al organismo, pago que indicará que la voluntad de las autoridades es lograr un nuevo programa con el Fondo.

Contexto desafiante

De la lectura del informe del FMI resulta que, si bien el mundo seguirá creciendo – 4,4% en 2022 – el contexto internacional se presenta desafiante para el país.

Por un lado, están los riesgos financieros. Sucede que en la medida que las economías avanzadas elevan las tasas de interés, para contener la inflación que ya no es considerada transitoria, aumentan las amenazas a la estabilidad financiera.

Y particularmente para los mercados emergentes y en desarrollo y con un fuerte endeudamiento en divisas, como es el caso de la Argentina.

El incremento en las tasas de interés – alerta el Fondo – puede dar lugar a problemas en los flujos de capitales hacia las naciones menos desarrolladas, dificultades con sus monedas y mayores problemas fiscales.

Dejá tu comentario