NACIONALES | Gerardo Morales | Alberto Fernández | Milagro Sala

Gerardo Morales atacó a Alberto Fernández por Milagro Sala

El gobernador Gerardo Morales criticó a Alberto Fernández tras su visita a Milagro Sala: "Es una falta de respeto a Jujuy", expresó el mandatario.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, cuestionó que el presidente Alberto Fernández haya cancelado parte de su agenda para visitar a Milagro Sala por la trombosis venosa profunda que la mantiene internada desde el pasado lunes.

Gerardo Morales hizo saber su enojo hoy al mediodía, en el marco de la inauguración de la Escuela Secundaria 48 en Alto Comedero, cuando durante su discurso consideró que fue “una falta de respeto” al pueblo de Jujuy que el mandatario sólo haya viajado para realizar una “visita personal” a la líder de la Tupac Amaru.

“Me duele que el Presidente haya estado acá haciendo una visita personal y no me haya visitado. Inclusive lo estaba esperando en mi despacho. Comparto que tendría que estar en este acto. En medida que el país no rompa esta cultura de la grieta y de gobernar para las facciones, nos va a ir mal como pueblo. Y esto se ha profundizado hoy”, advirtió el gobernador Gerardo Morales durante su discurso.

Acto seguido, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) enumeró las acciones de su gestión para lograr proyectos como el conseguido con la apertura de un nuevo establecimiento educativo en Alto Comedero. “Para muchos que no conocen lo que tuvimos que hacer acá en Jujuy para lograr estos proyectos, lo primero que tuvimos que hacer fue poner orden democrático y restablecer la paz. Más de una década de violencia y corrupción, liderado por personas que están presas y que tienen que seguir presas”, apuntó Morales.

image.png
El presidente Alberto Fernández visitó a Milagro Sala y a Gerardo Morales no le gustó nada. 

El presidente Alberto Fernández visitó a Milagro Sala y a Gerardo Morales no le gustó nada.

Visiblemente molesto por la actitud del presidente Alberto Fernández, el gobernador Gerardo Morales le pidió “que no gobierne para una facción y que gobierne para todo el pueblo argentino”. Y agregó: “Y que tenga la tolerancia de que venga a Jujuy, a una provincia gobernada por alguien que piensa diferente. No importa que pensemos diferente”.

“El camino es el diálogo, no la grieta. El camino es la tolerancia, no esta falta de respeto, no ya a un gobernador, sino a la provincia de Jujuy por parte del presidente de la Nación. Espero que reflexione y nos visite y respete como pueblo”, subrayó Gerardo Morales.

Apelando a su “convicción humanística”, el mandatario jujeño deseó que Milagro Sala “recupere su salud” a la brevedad. Aunque fiel a su postura opositora a la dirigente social, aclaró: “Que se mejore, pero para que siga cumpliendo la condena que tiene en una cárcel común”.

El evidente enojo de Morales surge de la visita que el Presidente Alberto Fernández le realizó hoy a Milagro Sala, quien permanece internada desde el pasado lunes como consecuencia de los constantes dolores en su pierna izquierda. Tras ser derivada a la clínica Los Lapachos, de San Salvador de Jujuy, y ser sometida a los exámenes de rigor, se determinó que padece una trombosis venosa profunda.

“Le pido a la Corte que empiece a enmendar las barrabasadas”, solicitó Alberto Fernández a los tribunales de Jujuy y a la Corte Suprema luego del encuentro con Sala, durante una conferencia de prensa en la que calificó a la dirigente social condenada por diversos delitos como una “perseguida política”.

Espero que los tribunales de Jujuy tomen mis críticas del mejor modo. Por favor, los insto a revisar lo que están haciendo, no es un buen modelo para el país. Lo mismo para la Corte Suprema, que resuelven con urgencia las cosas que atañen a sus intereses, que por favor le impriman la misma urgencia al recursos de Queja presentado por Milagro Sala”, desarrolló.

Sala, detenida desde el 16 de enero de 2016, tiene varias condenas en su contra, algunas de las cuales ya fueron apeladas. El año pasado, la Corte dejó firme una pena de dos años de prisión por amenazar a policías. A su vez, también fue condenada a 13 años de prisión por el delito de asociación ilícita por el desvío de 60 millones de pesos destinados a cooperativas para la construcción de viviendas sociales. Otra es a cuatro años de prisión por lesiones graves contra otro dirigente social de la provincia en 2006. Además, hay otras investigaciones que aún no fueron elevadas a juicio oral y público.

Dejá tu comentario