NACIONALES | hombre | Secundaria | Empate

Un hombre de 73 años decidió estudiar y terminar la secundaria

"Mi intención era terminar la secundaria porque no lo había podido hacer en mi juventud", dijo Rubén Cúchero en LV12 Radio Independencia.

Desde el corazón de Córdoba, en la ciudad de Jesús María, vive Rubén Cúchero junto a su esposa, quien nos demuestra que para cumplir sueños no existe la edad, menos cuando se trata de estudiar, terminar la secundaria y convertirse en abanderado.

Rubén es un hombre de campo que trabajó como transportista y colectivero pero en 2019 recibió el consejo de retomar la secundaria de parte de un amigo y ahora será abanderado por sus buenas notas.

El propio protagonista de la historia aceptó el llamado telefónico de LV12 Radio Independencia para contar lo que vive por estos días en donde se transformó en noticia nacional. "Me siento muy orgulloso. Nunca me imaginé a esta edad cumplir esta meta", comenzó diciendo.

Rubén Cúchero

Por otro lado, Cúchero explicó que nunca se imaginó que su decisión tenga tanta repercusión. "Nunca lo hubiera pensado. Mi intención era terminar la secundaria porque no lo había podido hacer en mi juventud. Esto me ha superado muchísimo", contó.

"En mi adolescencia hice la primaria y después salí a trabajar, porque nosotros éramos gente de campo, humildes y había que salir a trabajar. Mis padres no me pudieron hacer estudiar porque era una distancia muy lejana para estudiar. Estudie en el taller mecánico, en una carpintería, agarré una escoba, una pala y una carretilla. En aquellos tiempos no había escuela en Colonia Caroya donde yo nací", reveló.

"Junté papas, batatas y maíz. Después me tocó el servicio militar y de ahí fui a trabajar en una empresa de camiones, ahí recorrí todo el país llevando vehículos 0km".

Rubén relató cómo fue estudiar en pandemia, otro obstáculo más en su camino por terminar sus estudios. "Los primeros 15 o 20 días era presencial y comenzó la época de la pandemia. Ahí me costó muchísimo. Porque yo a la tecnología no sé manejar. Mi familia me ayudó. Un contador y un profesor me incentivaron", resaltó.

Por último, el hombre de 73 años recibió la grata noticia de que mañana será abanderado en el acto del 25 de mayo. "Anoche estábamos en el colegio y nos llamaron para decirnos como vamos a ir vestidos. Ese es otro orgullo", cerró.

Dejá tu comentario