ECONOMIA | insumos | UOM | Trabajo

Metalúrgicos: fracasó la paritaria y puede parar la industria por falta de insumos

El miércoles volvió a fracasar la audiencia de discusión entre las partes e incluso la dirigencia gremial rechazó un nuevo encuentro propuesto para el jueves.

Crece la tensión entre la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras empresarias del sector, por la falta de un acuerdo salarial que recupere lo perdido en el último trimestre a causa de la inflación, y eso hace temer una "parálisis" en la actividad que derive en una falta de insumos.

Incluso, se dispuso el estado de alerta y movilización, al tiempo que comenzaron las asambleas informativas en cada fábrica de todo el país que, en la práctica, podría derivar en una especie de quite de colaboración.

El miércoles pasado volvió a fracasar la audiencia de discusión entre las partes e incluso la dirigencia gremial rechazó un nuevo encuentro propuesto para el jueves.

Aunque se admitió que "posiblemente" se intente algún tipo de negociación no oficial, se percibe que la postura empresarial no es "permeable" a los pedidos del sindicato.

Cuánto reclama el gremio y qué ofrecen las cámaras empresariales

Mientras la UOM insiste en su demanda de una suba del 10 por ciento retroactivo al 1 de junio –en compensación por lo licuado por la inflación- y un aumento del 30 por ciento para el trimestre correspondiente a julio-agosto-septiembre, los directivos de las distintas cámaras sostienen que no lo pueden pagar.

Según el gremio, los representantes de ADIMRA, AFAC (autopartistas), CAMIMA (PyMEs), AFARTE (electrónicas de Tierra del Fuego), CAIAMA (aluminio) y FEDEHOGAR (electrodomésticos) "desconocen que se recompongan los salarios del trimestre pasado y, en todo caso ver cómo de compensan en la nueva negociación".

En el encuentro celebrado en dependencias del Ministerio de Trabajo, las patronales advirtieron que el bono de 60.000 pesos por el Día del Metalúrgico es "imposible de abordar para las Pymes, al igual que el 30 por ciento de mejora para el nuevo período" y ratificaron que "si bien la actividad ha mejorado, los costos no dan para afrontar la suba salarial que están pidiendo desde la UOM".

Frente a este panorama, el secretario General del sindicato metalúrgico, Abel Furlán, ratificó el estado de alerta y movilización y señaló que los empresarios "una vez más se negaron a brindar una respuesta que satisfaga la petición sindical que lleva más de tres encuentros sin contestación".

Asimismo, advirtió al sector empresario que "se agota la paciencia de a quienes les falta salario para llegar a fin de mes", anticipando que si no hay una solución a la brevedad, dispondrán un plan de lucha que podría comenzar con paros por turnos hasta finalizar en un cese de tareas por 24 horas.

Furlán insistió en una propuesta que "valga la pena ser debatida". Y argumentó: "Porque ellos ya conocen cuál es nuestro pedido. Nosotros, a través de los delegados y los dirigentes de las distintas regionales, vamos a continuar con las asambleas informativas en todos los establecimientos fabriles de todo el país".

image.png

El ministerio de Trabajo ya piensa en la conciliación obligatoria

Desde la cartera laboral que conduce Raquel "Kelly" Olmos expresaron su preocupación por el potencia conflicto, aunque estimaron que todavía quedan alternativas por transitar.

Ven que se van agotando las instancias de negociación y que no se llega a un acuerdo. El estado de alerta es solo un aviso y saben que la profundización de las medidas de fuerza están a la vuelta de las esquina. Fuentes del ministerio admitieron que esperarán que se anuncien protestas concretas (por ejemplo, paros por turnos) para intervenir y disponer la conciliación obligatoria.

Los metalúrgicos comenzaron la paritaria 2023-2024 con una suba salarial del 18,8 por ciento para el trimestre abril-mayo-junio. Con el retroactivo del 10 por ciento completarían una mejora del 28,8 por ciento que les permitiría ganarle a la inflación de dicho período. Para el segundo trimestre (julio-agosto-septiembre), pidieron un 30 por ciento –que se podría dividir en tres cuotas de 10 por ciento- más un plus del 30 por ciento para zonas desfavorables

Dejá tu comentario