GOB NOV 1140x100 CMC.gif
INTERNACIONALES | Italia | abril |

Italia en cuarentena: duras restricciones y fuerte impulso a la vacunación

Ante el avance de nuevas variantes del coronavirus, Italia impone nuevas medidas. Las escuelas se mantendrán abiertas.

El gobierno de Italia lanzó una dura cuarentena durante todo abril. Solo se reabrirán las escuelas a 5,3 millones de estudiantes y la prioridad nacional es duplicar de 240 mil a medio millón el número de vacunas aplicadas a la población para domar en pocos meses la pandemia de coronavirus que causa estragos.

En los tres días finales de la semana de Pascua, del 3 al 5 de abril, Italia se convertirá en una “zona roja” extendida a todo el territorio nacional y en el resto del mes se aplicarán duras medidas de aislamiento e inmovilidad a un país dividido en doce zonas “rojas” y ocho “anaranjadas, de diferente grado de altos riesgos.

El rigor fue aprobado por el primer ministro Mario Draghi sobre la base de indicadores y curvas epidémicas que manejan los institutos que monitorean la pandemia y que señalan la difusión de variantes, como la llamada inglesa, más contagiosa y letal, que han dado vida a la llamada Tercera Oleada.

image.png
Italia en cuarentena: duras restricciones y fuerte impulso a la vacunación.

Italia en cuarentena: duras restricciones y fuerte impulso a la vacunación.

Las medidas aplicadas en las últimas semanas no han logrado disminuir por debajo de 22 mil contagiados cada día y un saldo de entre 400 y 500 muertos diarios, que amenazan colapsar el sistema hospitalario.

El incremento de pacientes más jóvenes ha llevado el número de ocupantes de las camas de los hospitales a 23.472 enfermos, por encima de los niveles considerados críticos. Además, los entubados y en reanimación graves en las terapias intensivas han subido a 3.628, que se acercan al récord de 4.003 registrado hace un año cuando se inició la pandemia que ha costado hasta ahora más de 106 mil muertos en Italia.

Algunos científicos sostienen que hay “pequeñas señales” de disminución de los niveles de contagio, mientras que otros especialistas temen que nuevas mutaciones de los virus derivados del Covid-19 causen un repentino y significativo aumento de los muertos y los enfermos en los hospitales públicos.

Acelerar la vacunación

La única respuesta global y efectiva al agravarse de la pandemia es acelerar al máximo las vacunaciones masivas, para alcanzar los niveles de Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel, que han logrado inocular a buena parte de la población.

En Italia este sábado se superaron los nueve millones de vacunados, de los cuales 2,9 millones han recibido la segunda dosis que completa su inmunización.

El general Francesco Figluolo, especialista logístico del Ejército, que está desplegado en todo el país con hospitales, seiscientos médicos militares y miles de enfermeros, dijo como responsable de la campaña masiva que se está regularizando rápidamente el arribo de millones de vacunas de los laboratorios norteamericanos Pfizer y Moderna y de la británica AstraZeneca, las únicas tres vacunas aceptadas por la Unión Europea hasta ahora.

La semana próxima arribarán tres millones de vacunas más y en el resto de abril otras 40 millones de dosis.

Prácticamente todos los días se abren nuevos centros de vacunación en hospitales, grandes estaciones ferroviarias, aeropuertos y centros culturales como el Auditorium de Roma.

En el aeropuerto internacional de Fiumicino, en la capital, funciona desde este sábado un turno extra de vacunación hasta la medianoche, todos los días de la semana.

“Nuestra prioridad absoluta es llegar a medio millón de inyecciones diarias, que nos garantizarán dentro de cuatro o cinco meses una iniciativa victoriosa contra el virus”, explicó el ministro de Salud, Roberto Speranza, al justificar las medidas de rigor que se aplicarán en abril para contener el avance de la pandemia.

Inmunización en medio del caos

Desde esta semana se está reorganizando en algunas regiones donde ha imperado el caos y la lentitud en los sistemas informáticos de reservas de turno y de vacunación de los ancianos mayores de 80 años y de los grupos que sufren handicaps físicos y enfermedades que convierten en trampa moral a los contagios con el virus.

Grupos de médicos y enfermeros a bordo de ambulancias recorren ciudades de provincia vacunando en sus casas a los que no pueden llegar hasta los centros de inoculación.

En las próximas semanas se incorporarán a los centros de inyección veinte mil farmacias, sesenta mil médicos de familia del servicio sanitario nacional y una cifra similar de odontólogos para participar de las vacunaciones.

Una buena noticia reforzó los ánimos alicaídos de los italianos. Los estudios científicos demostraron que las curvas epidémicas del personal sanitario, que fue vacunado con prioridad, demuestran ya claramente una reducción de los contagios y las muertes.

Las restricciones

Nueve regiones sufren las mayores restricciones y otras once registran mejores índices epidémicos, que permiten por ejemplo la reapertura de las peluquerías y otros negocios. Pero el gobierno mantuvo prácticamente cerrados a bares y restaurantes. En todo el país rige un toque de queda riguroso entre las 22 y las 5.

Los habitantes de las zonas rojas deben permanecer en sus domicilios y justificar la salidas. Los de las zonas anaranjadas tienen un poco más de libertad de movimientos, pero todos deben permanecer en sus municipios.

La región del Lazio, cuya capital es Roma, logró pasar de “roja” a “anaranjada” cuando los índices demostraron que registra una disminución sensible del índice Rt1 de los contagios.

Los 9,1 millones de alumnos primarios y secundarios volverán a las escuelas tras la pascua blindada, desde el 6 de abril.

Pero solo 5,3 millones que abarcan hasta el primer año del secundario serán admitidos “en presencia” en los edificios escolares. Los más grandes deberán continuar con la Didáctica a Distancia, asistiendo a las lecciones a través de Internet.

Las autoridades señalaron que sobre la marcha se decidirá en abril los casos de mejoría o empeoramiento en las regiones, o la creación de mini zonas rojas cuando estallen contagios que serán contenidos con el aislamiento completo en las zonas declaradas de pestilencia.

El especialista profesor Roberto Cauda, jefe de enfermedades infecciosas del hospital Gemelli de Roma, dijo que si la estrategia da resultado y se logra vacunar a 25 o 30 millones de italianos en los próximos meses, “tendremos un verano normal y se podrán hacer vacaciones al aire libre, manteniendo siempre las medidas de prudencia”.

Temas

Dejá tu comentario