SALUD |

La cerveza contiene un elemento de origen animal

Se usa un ingrediente poco conocido para clarificar esta bebida.

Si hablamos de cerveza, nos imaginamos un espumante y helado vaso de esta bebida que vuelve loca a gran parte de la población a nivel mundial. Las hay de diferentes sabores, algunas fuertes como la Stout, Ipa y la Porter que son más oscuras y con esencias tostadas y robustas, y también otras más suaves como la Honey que fusiona un cuerpo acaramelado con un sutil y ligero sabor a malta.

En su composición, podemos encontrar la mezcla justa entre productos de origen natural como malta, cebada, lúpulo, levadura y agua. Sucede que, en su proceso de elaboración, hay otros componentes que no son conocidos pero que, aun así, figuran en la etiqueta de los envases.

Se trata de un elemento de origen animal poco peculiar y sorprendente: la cola de pescado. Este elemento es empleado tradicionalmente desde el siglo XIX como un agente blanqueador para que la cerveza luzca más brillante, clara y atractiva para sus consumidores.

“La forma de reconocer que una cerveza tiene o no este componente es revisar la etiqueta y chequear si posee ‘compuestos alérgenos’”.

Es clave destacar que esta sustancia es un ingrediente meramente estético, además de ser inodoro, sin sabor y proveniente de la vejiga natatoria (órgano que utilizan los peces para flotar a mayor o menor profundidad) del animal.

Muchas personas pueden no darle importancia a este dato ya que no representa ningún tipo de peligro ni afecta su sabor, pero sí resulta un problema significativo para los vegetarianos y veganos ya que muchos son amantes de una buena pinta, y hasta el momento, desconocen que hay un componente en ella que no pueden ingerir.

"Los alérgenos son sustancias que pueden provocar alguna alergia en el cuerpo".

La cola de pescado no sólo es usada para clarificar la bebida, también posee cualidades que la limpian, obteniendo que aquellos residuos y restos de levadura que permanecen flotando en el barril, se asienten más rápido, lo que significa un acelerado proceso de producción que para muchas empresas les resulta favorecedor.

“La forma de reconocer que una cerveza tiene o no este componente es revisar la etiqueta y chequear si posee ‘compuestos alérgenos’”, señaló a Con Bienestar Mariano Stampella, coordinador de producción de CCU Argentina (compañía multicategoría de bebidas). Además, resaltó: “Cuando un alimento tiene alérgenos, debe ser manifestado en la etiqueta, incluido en la parte de legales”.

Los alérgenos son sustancias que pueden provocar alguna alergia en el cuerpo. En algunas personas sucede que su propio sistema inmunológico los considera como “peligrosos” o “extraños”. Algunos alérgenos alimentarios son: el maní, la soja, el trigo, los frutos secos, los mariscos y el pescado, entre otros.

FUENTE: tn.com.ar

Dejá tu comentario