SALUD | Legionella | gastroenteritis | Tucumán

Legionella: ¿Cómo es el trabajo de los expertos en el sanatorio?

El ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, habló en LV12 y brindó detalles de la situación epidemiológica en la provincia por el brote de Legionella.

"Tenemos 22 pacientes bajo control que son los iniciales. Seguimos controlando a todas las personas que tuvieron dentro del sanatorio, son alrededor 185, que son personal de salud más los que estuvieron internados. Hemos tomado la decisión que sean 16 días de control desde el día de cierre del sanatorio, porque sabemos que esto se genera en un foco. El foco hoy ya no es fuente de contagio porque está cerrado. El período de incubación es en general entre dos y diez días". Las palabras pertenecen al ministro de Salud Pública, en el comienzo de una entrevista que brindó a LV12. El funcionario habló sobre los brotes de Legionella y de Gastroenteritis en la provincia de Tucumán.

Medina Ruiz recordó que hace dos sábados, el 27 de agosto, "detectamos dos personas, personal de salud, con neumonía bilateral y coincidía que no encontrábamos la causa". Explicó que en la provincia tienen la capacidad de hacer diagnósticos de 26 distintos virus y bacterias. Todas las muestras habían dado negativo. "Nos quedaba Hantavirus, necesitaba un poco más de tiempo y tuvimos el resultado el lunes a la mañana. Había cuatro personas más con esas características similares. No estaba clara la etiología", relató.

Doctor Luis Medina Ruiz

A partir de allí desde el Ministerio de Salud Pública de Tucumán decidió comunicarle el estado de situación a la Nación, que a su vez notificó a la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la OPS (Organización Panamericana de la Salud). "No sabíamos si era algo nuevo, una nueva variante del virus del Covid-19. Es el procedimiento que se debe seguir ante organismos internacionales. La comunicación tiene que ser en el momento cuando se trata de algo así", sostuvo. Las muestras fueron enviadas al Instituto Malbrán en CABA y al Instituto Maizzegui en Pergamino. Y en el Malbrán lograron rescatar partículas del ADN de la bacteria Legionella. Y así, el sábado pasado se confirmó en conferencia de prensa, que contó con la presencia de la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, que se trataba de Legionella. "El hecho de trabajar todos juntos se sinergia las potencialidades", valoró el ministro.

Medina Ruiz recordó que hasta el momento "tenemos que lamentar el fallecimiento de seis personas. La mayoría tenía una comorbilidad importante". Y que en la actualidad hay 12 pacientes con seguimiento domiciliario, y existen dos pacientes con respirador. "Esta focalizada la fuente, está cerrada no es que esté apagada", agregó.

image.png

La OPS trabaja en el sanatorio

El doctor señaló que un equipo de expertos de la OPS se encuentra trabajando desde ayer en el sanatorio privado de Marcos Paz al 900 donde se detectó el brote de Legionella.

Sobre el trabajo de expertos de la OPS en el sanatorio, Medina Ruiz comentó que se encuentra en la provincia un ingeniero de Panamá que se encarga de evaluar los planos, la cañerías, dónde están los tanques de agua. También están presentes un médico epidemiólogo y un médico especialista en Legionella. También trabajan bioquímicos y representantes del Ministerio de Salud de la Nación. "Estamos determinando la toma de muestras para garantizar que no haya falsos positivos ni falsos negativos. Si yo tomó una muestra de una forma no adecuada puedo correr el riesgo de no encontrarla o de contaminar. Se está haciendo todo con mucho rigor científico para tener los resultados. Esas muestras van a ir al Malbrán y ellos van a determinar", dijo. Explicó que hay procedimientos directos y otros que son con la búsqueda de la secuenciación de parte del ADN. También hay algunos que son de cultivo y que llevan más tiempo.

El ministro reiteró que la Legionella es un una enfermedad bacteriana, y esta bacteria sensible a los antibióticos de uso habitual. Y no hay contagio de persona a persona.

image.png

Brote de gastroenteritis

Consultado por el brote de gastroenteritis en un colegio del centro tucumano, el funcionario expresó que la situación "está controlada".

"No hemos tenido más reportes. El día que se suspendió las clases por decisión de las autoridades del colegio hemos podido analizar que se trataba de niños que tenían un cuadro de diarreas, algunos con vómitos, pero ninguno requería internación. Hoy hay que ver la evolución y si hay nuevos casos. Trabajamos coordinadamente con el Ministerio de Educación", manifestó, y agregó que las muestras realizadas en el establecimiento educativo determinaron que el agua era potable.

Dejá tu comentario