ECONOMIA | metalúrgica | producción | actividad

La producción metalúrgica cayó un 38,7% interanual en abril

Según documentos de la cámara ADIMRA, el uso de la capacidad instalada fue de 32,7%, uno de los más bajos de la historia sectorial.

Afectada por la cuarentena decidida por el Gobierno para atenuar las consecuencias de la pandemia del coronavirus, la producción metalúrgica cayó 38,7% interanual en abril, mientras que el uso de la capacidad instalada fue de 32,7%, uno de los más bajos de la historia sectorial.

Así lo anticiparon a BAE Negocios fuentes de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA), desde donde remarcaron que la actividad autopartista y la fundición fueron dos de los peores sectores con derrumbes superiores al 50% en su actividad. El autopartismo depende tanto de las terminales como del mercado de reposición, y los escenarios son igualmente complejos, tanto por la baja o nula demanda como por la demora en la aprobación municipal de trámites.

image.png
La producción metalúrgica cayó 38,7% interanual.

La producción metalúrgica cayó 38,7% interanual.

En lo que respecta a la distribución geográfica y los niveles de actividad metalúrgica medidos por ADIMRA, los distritos claramente más "golpeados" fueron la provincia de Buenos Aires y Córdoba, con retracciones del orden del 50%. Mientras tanto, "las provincias de Entre Ríos y Santa Fe tuvieron caídas del 28 y 31 por ciento, respectivamente", detallaron las fuentes consultadas.

Un factor que mejora el panorama en estas dos provincias centrales es el buen comportamiento de la industria de maquinaria agrícola. "Un dato a tener en cuenta es que todas las empresas (de este segmento) están trabajando, como también el sector de remolque y otros rubros. Los que están ligados al campo, a la producción agropecuaria casi no ven una caída", ampliaron.

El agravamiento de la situación productiva, al comparar las cifras de abril con marzo último, es evidente. En marzo, con sólo 12 días de cuarentena, la producción del sector en Córdoba había sido la más perjudicada, con una caída de 28,2% en términos interanuales; y la provincia de Buenos Aires (incluyendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) también tuvo una contracción de 26,3%.

En marzo, el nivel de utilización de la capacidad instalada se ubicó en torno al 42,5%, habiendo caído diez puntos en el cuarto mes del año.

FUENTE: Bae Negocios

Dejá tu comentario