INTERNACIONALES | Miami | lluvias | inundaciones

Miami amenazada sufre inundaciones por intensas lluvias

Más de 8 millones de personas bajo alerta por las intensas lluvias en Miami, y están anunciadas más.

Miami Dade, de Aventura a Fort Lauderdale, amaneció literalmente bajo el agua acumulada en las calles en dos días, cuando los habitantes miraban lontananza por el inicio previsto para la temporada de huracanes. Una tormenta sin nombre atravesó la península y decenas de autos quedaron varados en calles de Miami, Miami Beach y Hialeah, así como en Fort Lauderdale y otros municipios.

Hubo inclusive ciudades como Sunrise, en el condado de Broward del Estado de Florida, en las que reveló rescates acuáticos en curso un día después de las catastróficas inundaciones en el sur de Florida.

Los 20" de lluvia que cayeron en los últimos dos días en la franja costera norte provocaron inundaciones urbanas de tal magnitud que los autos flotaban como si fueran las embarcaciones amarradas en la bahía.

El asedio del agua no terminó, ya que se esperan otros 3-6"+ de lluvia y la próxima ronda de aguaceros está a solo unas horas de distancia.

Parte del sur de Florida, incluida la ciudad Miami, se encuentra bajo un raro nivel 4 de 4 de alto riesgo de lluvias excesivas ya este jueves, de acuerdo con el Centro de Predicción Meteorológica. Se esperan «impactos significativos con la próxima ronda de fuertes lluvias», advirtió.

Los días de alto riesgo son extremadamente raros (ocurren en menos del 4% de los días de cada año en promedio), pero representan más del 80% de todos los daños causados por inundaciones y más de un tercio de todas las muertes por inundaciones registradas en EEUU.

El gobernador Ron DeSantis declaró el estado de emergencia para cinco condados: Broward y Miami-Dade, en la costa atlántica de Florida, y Collier, Lee y Sarasota, en la costa oeste del Estado.

En la ciudad de Aventura, varias calles seguían sumergidas el jueves por la mañana, inundando múltiples vehículos, según publicó local10.com.

Apocalíptico, fue el comentario de un residente

“Los autos están tirados en las calles y en todas partes, es apocalíptico”, dijo un residente.

A los conductores no les quedó más remedio que abandonar los vehículos durante la noche, ya que las fuertes lluvias arrojaron casi un pie de agua en el área, afirma la crónica del medio digital.

“Esto es una locura. Ni siquiera podemos pasar por aquí. Es un riesgo”, comentó un residente.

Uno tras otro, los conductores se encontraron con aguas altas a lo largo de la calle 203 noreste el jueves por la mañana.

Algunos decidieron no arriesgarse, mientras que otros se enfrentaron, con la esperanza de llegar al otro lado.

Sky 10 estaba por encima del área de la calle 147 del noreste y la avenida 14 alrededor de las 7:15 a.m., cuando un equipo de bomberos de Miami-Dade rescató a una mujer que estaba atrapada en su vehículo.

En el condado de Miami-Dade, las cuadrillas remolcaron cientos de autos el jueves por la mañana, muchos de los cuales quedaron en la calle.

Las aguas altas también mantuvieron a los compradores atrapados en Aventura Mall, ya que muchos no pudieron salir de los estacionamientos.

“Es una locura. Todo el mundo está tratando de salir al mismo tiempo. Se ha inundado por ambas salidas, así que espero que podamos llegar a casa sanos y salvos”, dijo Tiffany Spink a Local 10.

“Al entrar a Aventura, hay 2 1/2 pies de agua”, señaló el pasajero del autobús Ramón Castro.

Un hombre tomó una foto después de que, según él, el agua comenzó a entrar en el vehículo: “El conductor del autobús dice: ‘No puedo ir más lejos’. Nunca había visto algo así en el que el agua entrara al autobús”, dijo Castro.

“Todo entraba y entraba, el agua te llegaba hasta las rodillas por todo el salón”, dijo el dueño de un salón.

El dueño del salón estaba secando su tienda y apuntalando las puertas de entrada con sacos de arena, ya que se esperaban más lluvias en el área.

Incluso una farmacia de al lado continuaba bombeando agua que se había filtrado en el interior.

“Llevo aquí 10 años, como dije, y se ha inundado, pero nunca tan mal”, dijo el dueño del salón.

“El agua nunca llegó al punto de salpicar las ventanas con tanta fuerza”, agregó.

Inundaciones

En el noreste de Miami-Dade, el agua estaba tan alta en algunos vecindarios que una caseta para perros quedó casi completamente bajo el agua.

Los residentes de la zona le dijeron que las fuertes inundaciones los tomaron por sorpresa, porque si bien el área es propensa a las inundaciones, nunca es tan grave.

“Es bastante sombrío”, dijo Angelo Ferreris. “He visto, a lo largo del día, a familias agarrar bolsas de ropa y cosas, y supongo que quedarse con otros miembros de la familia”.

Ferreris dijo que tuvo suerte de que su casa estuviera bien en medio de las inundaciones.

“Solo rezo por nuestros vecinos”, sostuvo.

La asistencia entregada fue:

Ciudad de Miami, sacos de arena a los residentes con identificación válida en el Little Haiti Soccer Park. El parque está ubicado en 6301 NE Second Ave.

Ciudad de Opa-locka: sacos de arena a los residentes en el Departamento de Obras Públicas, ubicado en 12950 NW 42nd Ave.

FUENTE: Noticias Argentinas

Dejá tu comentario