NACIONALES | oficialismo | Corte | Consejo

Lorenzetti pidió "coherencia" y apuntó contra el oficialismo

El juez Ricardo Lorenzetti, dijo que la Corte "no puede hacer populismo judicial" y apuntó contra el oficialismo por los proyectos de ampliación.

Ricardo Lorenzetti, juez de la Corte Suprema de Justicia, le pidió coherencia al Congreso en medio del debate de los proyectos impulsados por el kirchnerismo para modificar la conformación de la cabeza del Poder Judicial. En ese marco, el magistrado recordó que el oficialismo impulsó en 2006 la ley que rige actualmente y establece una integración con cinco miembros.

“En 2006 hubo una ley que fue votada por los mismos que hoy están discutiendo eso. Hay que tratar de tener cierta coherencia en favor de los ciudadanos. Si un día decimos que la Corte tiene 5 integrantes, otro día 10 y mañana 15, no le damos ninguna seriedad a los ciudadanos. Y nosotros tenemos que tratar de dar seriedad, de dar serenidad; decir que esta es una regla que se mantiene en el tiempo”, precisó en un reportaje concedido a Eduardo Feinmann en radio Mitre.

El magistrado dijo además que sería oportuno que el Poder Judicial fuera consultado sobre este tipo de reformas.

image.png
Lorenzetti apuntó contra el oficialismo.

Lorenzetti apuntó contra el oficialismo.

Esta semana, el Senado puso en marcha en comisión la discusión de al menos cuatro propuestas elaboradas por dirigentes del oficialismo y aliados que contemplan distintas alternativas para ampliar la cantidad de jueces. Actualmente, la Corte tiene 4 miembros estables pese a que la ley prevé una conformación de 5. Sucede que el Gobierno aún no propuso una reemplazante para el lugar que dejó vacante Elena Highton de Nolasco con su renuncia, en octubre del año pasado.

Lorenzetti recordó que cuando ingresó al máximo tribunal había dos vacantes que por falta de acuerdo en el Congreso no se cubrían. Por esa cuestión, la Corte no podía resolver un tema que esperaban millones de argentinos: la pesificación de los depósitos dictada en 2002 por el gobierno de Eduardo Duhalde luego del corralito del 2001. “Cuando yo asumí la presidencia del tribunal, le pedimos al Congreso que dictara una ley para resolver el problema y en ese momento se dispuso una reducción gradual del número de miembros de la Corte hasta llegar a 5, que es el número histórico de la fundación del tribunal”, recordó.

La polémica por el Consejo de la Magistratura

El ministro que condujo la Corte durante 11 años defendió nuevamente el fallo que dictó la inconstitucionalidad del Consejo de la Magistratura y generó una fuerte tención política con el oficialismo. Según explicó, la decisión tuvo argumentos similares a los esgrimidos por el tribunal en 2013, cuando se debatió la “democratización de la Justicia” impulsada por Cristina Kirchner.

Dijo además que demoraron 16 años para definir la cuestión porque fue justamente el funcionamiento del Consejo de la Magistratura con los parámetros de la ley dictada en 2006 e invalidada el año pasado por la Corte los que permitieron determinar que había un desequilibrio en la composición. “El fundamento es el predominio de un sector sobre otro y esto se pudo corroborar con el funcionamiento”, explicó.

Lorenzetti planteó además que hay urgencias que debe atender la nueva conformación del Consejo con la propia Corte en la conducción para evitar una paralización de la administración de Justicia. “Hay que cubrir una gran cantidad de vacantes, cerca de 200 jueces nacionales y federales, de manera urgente”, aseguró. Y agregó: “El Consejo tiene que saldar falencias administrativas; por ejemplo, en un juzgado de Morón se ordenó el desalojo porque no se pagó el alquiler, en otros sectores no hay edificios; es un sistema que hay que cambiar, hay que mejorar rápidamente si no el Poder Judicial no va a funcionar”, resaltó.

Respuesta a las críticas

“Se dice por allí que hay una mayoría antikirchnerista y por eso el último fallo”, interpeló Feinmann.

“No es verdad y la prueba está en que hace muy poco hablaban de que había una mayoría peronista. La Corte no es y no puede ser en contra de un sector de la sociedad o de la política. Si analizamos los últimos quince años, van a encontrar fallos y sentencias que a veces perjudicaron a un sector o a otro. La Corte Suprema no puede hacer populismo judicial, estar a favor de un sector en un momento circunstancial. La Corte tiene que resolver de acuerdo a la Constitución y las leyes y eso es lo que le da estabilidad. Un país es un barco que tiene oscilaciones, pero la Corte es un mástil que mantiene el equilibrio. No hay mayorías a favor o en contra de un sector”, contestó Lorenzetti.

El juez no firmó un fallo reciente de la Corte que dispuso la puesta en marcha del nuevo Consejo de la Magistratura porque había viajado a México. Esa actitud provocó críticas de algunos sectores que indicaban que no quería enfrentarse al Gobierno. El magistrado rechazó la hipótesis y recordó: “Yo he firmado en contra del kirchnerismo cosas muy graves, muy potentes, como la sentencia del 2013 contra la democratización de la Justicia, cuando la Presidenta tenía un alto porcentaje de votos, muchísimo poder, el control del Congreso”. “No sé si recuerdan pero cuando cambió el gobierno yo era la persona más amenazada porque decían que yo era el titular del lawfare... Mi obligación es estar por encima de eso como juez de la Corte y respetar la Constitución Nacional. Respeto la opinión del periodismo, pero no es cierto”, agregó.

FUENTE: infobae

Dejá tu comentario