NACIONALES | policía bonaerense |

Investigan si se trató de un femicidio el caso de la policía Acuña

La tucumana que pertenecía a la Policía bonaerense contó a sus allegados lo que padecía con el sospechoso.

Una tucumana que trabajaba en la Policía bonaerense murió el lunes a la madrugada al recibir un disparo en la cabeza. Fue la pareja de la mujer que avisó a las autoridades y aseguró que se trató de un suicidio. Ahora los investigadores buscan pistas para tratar de establecer si se trató de un femicidio.

El hecho ocurrió en una vivienda del barrio Villa del Parque en Capital Federal. La joven fallecida es Sol Ana Acuña Bilbao de 24 años y llevaba trabajando más de un año en la Policía bonaerense.

Según fuentes policiales, un vecino alertó sobre la situación en un departamento de calle Terrada al 2500. Cuando los efectivos llegaron al lugar se encontraron con la mujer tendida en el piso con una herida de bala y un arma de fuego al lado. En el lugar también se encontraba Germán Baigorria, miembro de la Policía. El joven quedó detenido ya que su versión era contradictoria a la de los vecinos.

Testigos

Bilbao salió esa noche a cenar con una amiga. Al parecer eso despertó celos en el sospechoso. Los pesquisa lo pudieron determinar por los mensajes que recibió la mujer en ese horario.

La teoría policial se fortalece en los testimonios que aseguran que Baigorria revisaba el celular de la víctima e impedía que inviten a sus amistades al departamento que compartían.

Con todo estos elementos mencionados se acuso a Baigorría por homicidio agravado por mediar violencia de género. El detenido se negó a declarar ante la jueza Susana Berman, quien lleva el caso.

Indicios

La mujer ya lo había advertido: "si me encontrás muerta ya sabes quien es". Esas palabras le dijo a su hermana Luz Acuña Bilbao: "cuando se peleaban él le decía en tono de broma que le iba a pegar un tiro, que la iba a matar".

La hermana de Sol contó en los medios nacionales que ellos se conocieron en el 2018 en las pruebas para el ingreso a la Policía. Ya desde ese momento él acusado ejercía violencia contra ella. "Los instructores le veían moretones y le decían que lo denuncie. Pero ella no lo quería hacer para no complicarlo en su trabajo", detalló Luz.

Por último la hermana de Sol contó que Baigorria se separó de su mujer y se fue a convivir con la víctima. Además que se separaban y volvían todo el tiempo. "Mi hermana me decía que él le gritaba, que no le gustaba que se ponga ropa corta y que se juntara con amigas. Estoy segura que mi hermana no se mató", cerró.

FUENTE: La Gaceta

Dejá tu comentario