ECONOMIA | precios cuidados | inflación | insumos

Buscan relanzar precios cuidados ante la imparable inflación

La idea es incluír menos artículos pero más representativos a la hora de trazar una referencia y con mayor nivel de abastecimiento.

La inflación no cede. Las luces de alarma vuelven a encenderse con los informes del avance de los precios de septiembre que llegan a los despachos de los funcionarios y promedian un 7%. Mientras se debate un plan de estabilización que podría incluir medidas más radicales, en el Gobierno buscan encauzar las expectativas para evitar las remarcaciones preventivas. La Secretaría de Comercio acelera el diálogo con empresas para relanzar Precios Cuidados esta semana y generar mayores referencias en las góndolas. Pero no todo es consumo masivo, en Economía también analizan en detalle las cadenas de valor de la industria y ponen bajo la lupa comportamientos llamativos de fabricantes de insumos que venden más barato al exterior que en el mercado local.

Llamativamente, o no, el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, catalogado por sectores de la coalición gobernante como un "ortodoxo", coincidió en un punto con Cristina Fernández de Kirchner: los márgenes de las empresas están demasiado elevados. A priori parece imposible desligar esa circunstancia del proceso inflacionario que se viene acelerando en los últimos dos años y en el cual hay ganadores y perdedores. Luego, cada uno tiene su análisis, la vicepresidenta señala el apetito voraz de las empresas y el economista hace hincapié en los desórdenes macroeconómicos que generan remarcaciones preventivas.

Sobre ese último punto, el Ministerio de Economía buscará generar un sendero de mayor previsibilidad. Hoy se anunciará el nuevo sistema integral de monitoreo de importaciones que dará respuesta a un recurrente reclamo empresario: incluirá la fecha precisa de la liberación de los dólares a cotización oficial para ingresar mercadería al país. De esta forma, buscan morigerar el componente especulativo vinculado al precio de reposición de stock.

De todas maneras, en el Gobierno ponen bajo la lupa conductas llamativas en los fabricantes locales. Sergio Massa mencionó la semana pasada, durante su presentación del presupuesto en el Congreso, el caso de una empresa que vende sus productos más baratos en dólares al exterior que en el mercado local. Según pudo averiguar Ámbito, es una modalidad extendida entre distintos despachantes de insumos difundidos.

A pesar de que por cuestiones logísticas los precios deberían ser incluso más bajos, en el sector autopartista vienen alertando por la suba en los precios de los insumos y el trato diferencial de los proveedores. “El shock más fuerte se dio luego de la renuncia de Guzmán, la volatilidad fue muy alta, algunos proveedores entregaban a remito abierto, otros pautaron un dólar intermedio y otros aumentaron los precios en dólares directamente, ahí se generó un desacople con los precios que vendían al exterior, por ejemplo a Chile”, explicó a este medio el titular de una firma del sector.

En noviembre, antes de renunciar a su cargo como secretario de Comercio, Roberto Feletti, había encargado una investigación exhaustiva sobre una serie de mercados que consideraba concentrados. En aquella oportunidad los productos señalados fueron el hierro, el aluminio, la chapa laminada en frío, el vidrio, el cartón y los envases, entre otros.

Buscan cerrar negociaciones por Precios Cuidados esta semana

Luego de alcanzar acuerdos voluntarios con los laboratorios y la cadena textil, el Gobierno busca culminar esta semana el diálogo con las empresas de consumo masivo para el relanzamiento del programa Precios Cuidados. Según pudo saber Ámbito, la discusión ya está en el “uno a uno”, es decir, firma por firma, producto por producto. En algunos casos los fabricantes que habían hecho una propuesta de los artículos a integrar en el plan oficial, recibieron una contrapropuesta por parte de la Secretaría de Comercio y ahora están proponiendo algunas modificaciones.

En otros casos, la discusión está centrada en determinar el precio al que irán a la lista y las actualizaciones que tendrán esos valores mes a mes por el próximo trimestre. Es quizás la parte más compleja de la negociación, porque el Gobierno intentará mostrar allí una señal de que la inflación puede comenzar a desacelerarse.

De acuerdo a declaraciones del secretario de Comercio, Matías Tombolini, la intención es que la nueva versión del plan se parezca más a la que impulsó originalmente Augusto Costa. Es decir, menos artículos pero más representativos a la hora de trazar una referencia y con mayor nivel de abastecimiento. En esa línea, se trabaja para la vuelta de las primeras marcas en cada una de las categorías.

En el Palacio de Hacienda no se engañan, saben que se trata apenas de un paliativo más. Lo que se discute de fondo en los pasillos del quinto piso y aún sin definiciones concretas, son los siguientes pasos de un plan de estabilización que podría incluir un paquete de medidas más contundentes para bajar la inflación a partir de noviembre.

Dejá tu comentario