GOB NOV 1140x100 CMC.gif
POLICIALES | robo | Concepción |

Robo afuera de un colegio: preventiva para otro acusado

El segundo implicado en el asalto a tres estudiantes en la ciudad de Concepción, conocido como "Chispita", fue imputado en audiencia virtual este viernes.

Durante una audiencia celebrada en la mañana de hoy, viernes 14 de mayo la Unidad Fiscal de Investigación en Delitos contra la Propiedad formalizó la investigación y formuló cargos contra un sujeto que, a punta de pistola y junto a un cómplice que ya se encuentra procesado y detenido con preventiva, había cometido el robo el lunes pasado a tres adolescentes que salían de un colegio de la ciudad de Concepción.

El delincuente, conocido como “chispita”, fue capturado ayer, jueves 13 de mayo, durante una medida de allanamiento en una vivienda del barrio San Expedito que fue ordenada por el fiscal Ramón Enrique Rojas. Mientras los efectivos policiales llevaban a cabo el procedimiento, el delincuente de 18 años, que ya había escapado en la persecución que se dio el día del asalto, intentó fugarse nuevamente por el fondo de la morada, pero los uniformados lograron reducirlo.

Tras describir las circunstancias en las que se cometieron los hechos, el MPF lo imputó bajo la calificación legal de Robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa. Durante la acusación la auxiliar de fiscal Paula Bellomio detalló los antecedentes delictivos y la actitud evasiva del malviviente de someterse al proceso, razón por la cual requirió para el mismo la prisión preventiva por el término de seis meses que fue concedido por el juez interviniente.

El robo en el colegio de Concepción

El ilícito tuvo lugar el lunes pasado en la intersección de las calles Ernesto Padilla y Shipton de la ciudad de Concepción. Alrededor de las 17.00 horas, tres adolescentes que salían del colegio fueron interceptados por el imputado y otro sujeto a bordo de una motocicleta.

Su cómplice se quedó arriba del vehículo mientras que Chispita se dirigió hasta donde se encontraban dos chicas de 15 años y un chico de 16, a quienes apuntó con un arma de fuego, exigiéndoles dinero y sus celulares. En esas circunstancias, los menores se resistieron al robo por lo que los malvivientes emprendieron la huida. La maniobra fue advertida por el subcomisario de la zona que comenzó a perseguirlos.

El uniformado dio aviso de la situación a la dependencia policial que envió refuerzos comenzando una persecución a lo largo de 15 cuadras que finalizó en una casa del barrio Municipal donde los sospechosos se habían refugiado. En esas circunstancias, los uniformados procedieron a ingresar a la morada y lograron aprehender al conductor de la moto cuando intentaba huir por los techos, mientras que Chispita logró escapar. Tras ser procesados, ambos permanecerán encerrados mientras avanza la investigación.

Dejá tu comentario