DEPORTES | San Martín |

Un cabezazo de Ramiro Costa le dio el triunfo a San Martín

El delantero marcó el 1 a 0 ante Defensores de Belgrano para la primera victoria de San Martín en el nuevo torneo de Primera Nacional. Nacho Arce fue figura.

No fue, sin dudas, una gran actuación. Pero eso quizás es lo que menos importa en este mini torneo, en donde un traspié lo hubiera dejado muy rezagado. Ganó San Martín. Sumó sus tres primeros puntos y definitivamente está dispuesto a dar pelea en el nuevo formato que presenta la Primera Nacional.

Defensores de Belgrano 0-1 San Martín (Tucumán), Primera Nacional 2020

La dupla de Orsi-Gómez no logra hilvanar el rendimiento que lo posicionó como el mejor equipo del torneo de la Primera Nacional hasta que vino la suspensión. Un plantel renovado, quizás sea la explicación a ese punto. Sin embargo, la victoria por 1 a 0 ante Defensores de Belgrano puede resultar vital para que accione como trampolín para dejar atrás las injusticia que significó el despojo a los de Ciudadela y enfocarse en las cinco finales que le quedan.

En un primer tiempo con pocas emociones, Defensores de Belgrano fue el que contó con las chances más claras para la apertura del marcador. Aguirre y Lamas tuvieron la oportunidad de darle la ventaja al Dragón, pero el marcador se mantuvo en cero. Así con poco y casi nada, se fueron los primeros 45 minutos.

image.png
San Martín sumó tres puntos vitales como visitante.

San Martín sumó tres puntos vitales como visitante.

En el complemento, el Santo tuvo otra actitud. Sin deslumbrar, parecía estar más asentado en el campo de juego. Así fue como a los 7 minutos avisó Ramiro Costa con un tiro libre que se fue cerca del travesaño. Y dos minutos más tarde, a los 9, Una buena jugada de Imbert por izquierda, con desborde y centro incluido, le permitió a Ramiro Costa elevarse y conectar de cabeza para el 1 a 0 parcial.

El local, herido, fue en busca de la paridad. Pero Ignacio Arce tuvo una buena tarde. A los 22, Nacho ahogó el grito de gol para Defensores de Belgrano, en una gran acción tras quedarse con el remate de Aguirre prácticamente dentro del área chica. El uno abrazó la pelota y le dio oxígeno al Santo.

Lucas González y Claudio Mosca tuvieron la chance de ampliar la diferencia, pero no pudo ser. Y para coronar su faena, Nacho Arce en una doble atajada le impidió al Dragón llegar al empate a los 43 de la segunda parte. Llegaron los 90 minutos y el arbitro adicionó cinco minutos. Fueron de sufrimiento, fiel a la historia de San Martín. Pero el silbato final llegó, y con él la ilusión del Santo que tiene vida y va por mucho más en la Primera Nacional.

Temas

Dejá tu comentario