POLICIALES | senderista | Grupo CERO | Anfama

Cómo fue el operativo para rescatar al senderista

En menos de 48 horas, con tres equipos de rescate en la montaña, y luego de atravesar una zona inhóspita se logró encontrar al senderista Ariel Marcelo Loza.

En menos de 48 horas, con tres equipos de rescate en la montaña, y luego de atravesar una zona inhóspita, más precisamente una colina muy pronunciada y de difícil acceso, los efectivos especializados del Grupo CERO rescataron este lunes sano y salvo al senderista Ariel Marcelo Loza, quien permanecía perdido desde el sábado pasado tras sufrir un accidente durante su travesía, que se había iniciado en la Ruta 341 km 38, Río de Anfama, con intenciones de llegar hasta Tafí del Valle.

El deportista, de 52 años, fue encontrado con vida alrededor de las 14 horas en la ladera sur de la Cuesta del Caballo, en el Río Grande, en una zona suspendida en vegetación, a 40 metros del suelo.

“Estamos orgullosos de este equipo CERO, que realizó un incansable y arduo trabajo, logrando lo más importante: rescatar con vida a una persona. Esta no es la primera vez que este equipo rescata a una persona desaparecida en las montañas de la provincia. Son profesionales que se capacitaron en distintos puntos del país y ahora ese conocimiento lo están volcando a la provincia, engrandeciendo a la Jefatura de Policía, trabajando incansablemente para rescatar con vida a las personas”, expresó con entusiasmo el jefe de Policía, Comisario General Julio Fernández, desde el lugar del operativo, haciendo extensivas sus felicitaciones a todo el personal policial que participó del exitoso rescate.
image.png

Cómo fue el operativo

El Comisario Principal Franco Mariano Domínguez, jefe del CERO (Cuerpo Especial de Rescate y Operaciones) , comentó en detalle cómo fue el exitoso operativo policial que contó con la colaboración especial de la División de Enduristas de la Policía, andinistas de la Fundación Cumbres Andinas, además de personal de Defensa Civil de Tafí del Valle y de la provincia, guardia parques y lugareños

“En horas de la noche del sábado tomamos conocimiento de la desaparición del deportista y de manera inmediata activamos el protocolo de intervención correspondiente para este tipo de hechos. A partir de allí, se recabó información y se dispuso un operativo a primera hora del día del domingo, con la colaboración de guardia parques, lugareños, personas que hacen trekking, enduristas y profesionales de la Fundación Cumbres Andinas Tucumán. El domingo, el trabajo fue arduo, sumándose este lunes otros equipos del CERO para realizar una búsqueda más amplia”, señaló refiriéndose al intenso trabajo de búsqueda en la montaña.

“Este lunes se inició un dispositivo de búsqueda por distintos puntos de la cumbre, hasta que finalmente se observó a una persona que pedía auxilio en una zona muy inhóspita, de difícil acceso. Por eso, personal especializado tuvo que trabajar más de dos horas para lograr rescatarla”, afirmó Domínguez, quien a su vez destacó la capacitación permanente que reciben los integrantes del CERO.

image.png

“Desde la nueva reestructuración de esta área, se creó la Unidad GER (Grupo Especial de Rescate) que cuenta con personal que se capacitó en distintas provincias del país. Además, siempre trabajamos de manera mancomunada con la Fundación Cumbres Andinas. El año pasado personal del CERO se capacitó en rescate de alta montaña, y ese conocimiento fue fundamental para esta misión”, puntualizó.

En igual sentido, Hernán Parajón, referente de la Fundación Cumbres Andinas, también resaltó este tipo de capacitaciones. “Hemos sido convocados por el CERO para esta misión, ya que hemos compartido entrenamientos en terreno y hemos dado capacitaciones en búsqueda y rescate en zonas de montaña de difícil acceso y en situaciones críticas”, dijo y agregó que en esta oportunidad se pusieron en práctica los conocimientos que se requieren para trabajar este tipo de terrenos.

Además, Parajón destacó la “gran articulación” de organizaciones civiles y oficiales que hubo en este rescate: “Esto requiere de una gran coordinación para que no haya accidentes de los propios rescatistas, y al mismo tiempo el trabajo sea ordenado para cubrir los espacios rápidamente y así aprovechar mejor los recursos. Por ello, gracias a la participación y predisposición de todos se pudo realizar el operativo con rapidez”.

La experiencia de los rescatistas

La tarea no era fácil. Los Cabos Diego Lescano y Augusto Bulacio, del CERO, tuvieron que ascender por una compleja y peligrosa pendiente vertical, de unos 150 metros aproximadamente, hasta llegar al lugar donde estaba Loza, ya con signos de deshidratación y desorientación.

“Fue un trabajo exigente porque el terreno era complicado, en el momento en que encontramos a esta persona, procedimos a asegurarlo y a contenerlo, hicimos un anclaje natural, colocamos un sistema con mosquetones y defensores, trabajamos con personas de contra peso. Anclamos a la víctima y al rescatista, para hacer un descenso controlado y seguro”, contó Lescano.

Por su parte, Bulacio, el encargado de articular el rescate en el terreno de difícil acceso, especificó que se usó un sistema dinámico, asegurando tanto al rescatista como a la víctima, con arneses pélvicos, y una línea de seguridad. “A medida que bajaba con él, en medio de los árboles, iba explicándole el proceso y tranquilizándolo. Pudimos hacerlo gracias a la capacitación en las técnicas de búsqueda y rescate que recibimos para este tipo de situaciones”, expresó y agregó que los lugareños también colaboraron con caballos que estuvieron disponibles para un traslado más ágil.

Con respecto al estado de salud de Loza, Domínguez comentó que en el momento en que fue hallado Loza se encontraba descompensado y débil. “Se le brindaron los primeros auxilios, alimentación, hidratación, y una vez que recuperó un poco energía se procedió a retirarlo del lugar, una tarea bastante complicada. Tenía lesiones en el codo, manos y piernas”, comentó. Una vez que descendió, el senderista recibió asistencia de la ambulancia del Siprosa que lo trasladó al Hospital Padilla.

image.png

Otra área de la fuerza que fue clave en el éxito del operativo fue el de Comunicaciones. El Comisario Luis López, de la Dirección de Comunicaciones, destacó la participación de su equipo. “Montamos un puesto básico para tener permanente contacto con el personal que estaba trabajando en la montaña para ir conociendo paso a paso el proceso e ir preguntando si había alguna dificultad y en caso de que la hubiera dar intervención al equipo de apoyo que estaba abajo. La comunicación es importante, ya que tenemos que saber cómo está el equipo de rescate, la ubicación en que se encuentra permanentemente, y en caso de algún inconveniente, para que podamos intervenir rápidamente”, detalló.

Por último, el delegado comunal de Raco, Geraldo Alvi, también celebró el resultado feliz del operativo. “La comuna también puso a disposición a personal de alta montaña para que colabore a la fuerza de seguridad en este operativo. Así trabajamos de manera mancomunada con todas las instituciones del Estado provincial”, finalizó, mientras lugareños, familiares, amigos y automovilistas que pasaban por el lugar aplaudían y felicitaban a los rescatistas del CERO por el exitoso operativo que trajo con vida al senderista.

La Policía encontró al senderista: Ya pasó todo (lv12.com.ar)

Dejá tu comentario