NACIONALES | textil | ventas |

El 87% de las empresas del sector textil registró una caída de ventas

Así lo indica un relevamiento en el cual se señala que las firmas del sector textil consultadas tuvieron un retroceso del 35% en la demanda.

La ropa está cara: a lo largo del año pasado el precio de los textiles subió más que otros productos y ahora, con el plan de ajuste que lleva a cabo el Gobierno, que resta poder adquisitivo a los salarios, el sector empieza a sentir los efectos que pueden llevarlo a una crisis.

Datos privados revelan que el 87% de las empresas del sector textil registró en el primer bimestre de este año una caída de ventas. Así lo indica un relevamiento realizado por la Fundación Protejer, en el cual se señala que las firmas consultadas tuvieron un retroceso del 35% en la demanda.

El Gobierno postergó pagos por $1,61 billones en el primer bimestre para ampliar el superávit fiscal

La caída de las ventas de las textiles vienen de la mano de una fuerte suba de precios ocurrida más que nada a lo largo del año pasado. En los primeros tres meses del año el rubro acumula un incremento del 33%, mientras que en marzo subió 11%.

“Más del 68% de las empresas disminuyeron la producción de forma interanual. Casi la totalidad de ellas atribuyen esta dinámica a la pérdida del poder adquisitivo de la población”, dice el reporte de Protejer.

El informe precisa que el "96% de las empresas que redujeron su producción atribuyen esta dinámica al cambio del poder adquisitivo de la población" mientras que por otro lado "el 34% de las empresas que registraron caídas en su producción identifican a las expectativas macroeconómicas y cambio del clima de negocios respecto al futuro como causante".

Otras de las razones mencionadas son variación de costos de materias primas e insumos, la apreciación cambiaria y el cambio de políticas sectoriales.

El estudio indica que “la caída promedio de la demanda fue de 35%” durante los primeros dos meses de este año y el 69% de las empresas encuestadas registraron “bajas en su utilización de capacidad instalada con una caída promedio de 26 puntos”.

Según indica el reporte, casi la mitad de las empresa (el 48%) soporta una baja de la facturación de entre el 21% y el 40%.

Por otro lado, en la medida en que la actividad decae por retracción de la demanda, la información indica que “el 51% de las empresas ha tomado alguna medida que afectó al empleo”. Entre ellos se registran “recorte de turnos, de horas extra, no renovación de contratos, suspensiones y/o despidos”.

El trabajo precisa que “el 21% disminuyó la cantidad de puestos de trabajo en febrero 2024 en relación con diciembre 2023, mientras que “el 79% de las empresas no realizará inversiones durante el año 2024 y/o han cancelado inversiones previamente planificadas”.

En tanto, un 31% de las empresas “ha evidenciado dificultades para afrontar el pago de sus obligaciones corrientes, relacionado con el pago de impuestos y pago de insumos”.

En relación a los problemas que enfrenta el sector se menciona el pago de “impuestos” (52%), pagos a “proveedores nacionales” (52%) y las “importaciones” (42%).

Por otro lado, del total de empresas con deuda comercial, la mitad se anotó en el Registro de Deudores para licitar BOPREAL y, de estos últimos, sólo el 20% licitó finalmente BOPREAL.

Señalan que mejora la confianza de empresarios

A pesar de los notorios problemas que enfrenta el sector industrial de las pymes, la confianza de los empresarios en la economía se mantiene alta, revela un estudio realizado por la Fundación Observatorio Pyme (FOP).

"A pesar de que la situación productiva actual de las PyME industriales difiere sustancialmente de las PyME de Software y Servicios Informáticos (SSI), en el primer bimestre 2024 el nivel de la confianza empresarial para el próximo año aumentó un 20% en ambos sectores, de acuerdo con lo registrado por el Índice de Confianza Empresarial PyME (ICEPyME) relevado desde hace más de 20 años por FOP", destaca la entidad.

El reporte muestra que el índice de confianza se ubicó en febrero de este año en el 44,6% para las industrias y en el 46,9% para las empresas de software y tecnología.

También el trabajo señala que "las expectativas positivas sobre el país (uno de los subcomponentes del ICEPyME de FOP), arrancan desde muy abajo, pero entre octubre ’23 y febrero ’24 aumentaron un 57%, tanto entre las PyME industriales como entre las de SSI".

"También aumentaron en ambos sectores las expectativas en el subcomponente sobre el desempeño de la propia empresa que, aunque arrancando desde un nivel mucho más alto que el subcomponente País, crecieron desde octubre ’23 un 12% entre las industriales y 16% entre las de SSI" destaca la FOP.

FUENTE: ÁMBITO

Temas

Dejá tu comentario