ECONOMIA | UIA |

El Gobierno le prometió a la UIA reactivar el crédito

Convocados por Gustavo Beliz, directivos de la Unión Industrial Argentina y la Cámara Argentina de Comercio estuvieron en la Casa Rosada.

El Gobierno buscó llevarle tranquilidad a la industria, uno de los sectores clave de su modelo económico, y le prometió que el retorno de financiamiento para capital de trabajo a tasas bajas se iba a dar "apenas se cierre la negociación de la deuda". Será en el marco del desarrollo de un plan que "sólo se podrá aplicar si se consiguen las condiciones externas". Así surgió de un encuentro que mantuvieron funcionarios en la Casa Rosada con las principales autoridades de la UIA.

El secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz, fue el encargado de reunir al cónclave del que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; su vice, Cecilia Todesca; y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Los industriales enviaron a su presidente, Miguel Acevedo, y a dos de sus vicepresidentes Luis Betnaza (Desarrollo Industrial) y Guillermo Moretti (Regional).

Fuentes que participaron del encuentro confiaron a BAE Negocios que "el programa macroeconómico se pone en marcha cuando terminen de negociar la deuda". Por eso le pidieron a los empresarios cerrar un frente conjunto para "demostrar fortaleza política ante el mundo" en las nuevas condiciones para los pagos de las obligaciones externas. Allí se llevaron el visto bueno de los industriales.

"Una vez que se cierre ese capítulo, se comenzará a trabajar con el Banco Central para poner créditos para el capital de trabajo". Ese planteo lo realizó Béliz, quien había pedido reserva en un encuentro que duró poco menos de una hora y media y que se realizó en la oficina de Cafiero. Allí Todesca dejó claro que la prioridad del Ejecutivo es aplacar la crisis social y auxiliar a las personas con bajos recursos.

Hubo escasas definiciones económicas y el rol del director ejecutivo de la UIA, Diego Coatz, fue casi decorativo porque nada se habló sobre el proyecto de emergencia económico. Sí de Vaca Muerta, y de la necesidad de lograr un equilibrio que evite la erosión de los salarios aunque aclararon: "no vamos a ser irresponsables en dejar las tarifas congeladas siempre".

Lo cierto es que Todesca expresó una mirada de mucha sensibilidad social, con prioridad de recursos para los que menos tienen. Allí se planteó que se encontraron con una carga más exhausta de la que pensaban, lo que aceleró la necesidad de la entrega de bonos y aumentos de los salarios mínimos.

Temas

Dejá tu comentario