DEPORTES | Unión del Norte | Bella Vista |

"Tiran a matar": escandaloso final de la Liga Tucumana

Un festejo signado por la corrida a vestuarios por resguardo y un DT atacado por la hinchada rival a pocos metros. Otro capítulo negro del fútbol nuestro.

Siempre se espera llegar a un final tan apasionante como el de una Liga Tucumana de Fútbol con clima de fiesta en las tribunas, apañando una guerra deportiva dentro del campo de juego. El problema es cuando la guerra se entiende como tal y el protagonismo desde las tribunas no puede ser otro que el de un episodio violento. Es que el Unión del Norte campeón parece una anécdota fugaz. Como el festejo de un equipo que tuvo que agarrar lo puesto y meterse a vestuarios a toda velocidad luego de que Ínigo detuviera el penal con el que el Cuervo se coronó por primera vez en su historia.

Lo que englobó el 1-1 en los 90 minutos (fueron más de 110) entre Unión del Norte y Bella Vista, con el 4-2 en los penales para los de Burruyacú, fueron reiteradas detenciones por problemas en un estadio de Central Norte que tuvo dos tercios de hinchas del Gaucho, corridas en las tribunas y movimientos que invitan a pensar que atrás de las tribunas del Luis Hayward pasaban cosas. Es de resaltar que la calma entre los verdaderos protagonistas ayudó más de una vez a aportar la continuidad del juego: los futbolistas de un equipo dialogaron y calmaron a quienes querían robarse la escena.

Fueron dos los acontecimientos a repudiar: lo que ocurrió con el entrenador de Bella Vista, Rodolfo Díaz, quien acusó el impacto de un proyectil en una de las tantas veces que el árbitro, el misionero Adrián Zabal, tuvo que detener el encuentro por los movimientos externos. El otro, la invasión de los hinchas del Gaucho en plena definición por penales, los mismos que una vez terminada la tanda, corrieron con diversos objetivos y por los que la delegación de Unión del Norte tuvo que correr a celebrar a los vestuarios. Los más violentos encararon a la parcialidad del campeón para arrojar lo que encontraban a su paso.

https://twitter.com/atltuc/status/1462548023431495683

La propia Liga Tucumana de Fútbol, en la previa el agridulce Unión del Norte-Bella Vista, tuvo que salir a responder versiones periodísticas que indicaban falencias en la organización. El saldo fue más que negativo y la reflexión tiene que ser rápida: en días comienza el Torneo Regional Federal Amateur con la participación de los cuatro semifinalistas del certamen local (se suman Amalia y Deportivo Llorens). ¿Qué pasará cuando el Cuervo deba visitar a Bella Vista, se juega a puertas cerradas y a otra cosa? La respuesta debe ser mucho más amplia para erradicar de una vez por todas estos espectáculos.

El descargo de una asistente a Unión del Norte-Bella Vista

Una publicación de la Liga Tucumana en Facebook desató la respuesta de una seguidora: "Amo el fútbol, me encantaría que mi hijo juegue en Tucumán en nuestra Liga. Solo les voy a preguntar, ¿y si matan a mi hijo con una piedra? ¿Si matan a un niño? ¿Si matan a una persona mayor, a mujeres? TIRAN A MATAR, ¿ENTIENDEN? A MATAR".

"Estuve en la cancha en la final, en la supuesta fiesta del fútbol. No estamos preparados para amar el deporte sanamente, del saber perder y ganar, la violencia se instaló y no se va más hasta que no hayan personas responsables que manejen este hermoso deporte. Vergüenza siento, jamás podremos disfrutar de este hermoso deporte", finalizó Ethel Juárez.

Dejá tu comentario