INTERNACIONALES | Uruguay | pandemia | argentinos

Miles de argentinos desembarcaron en Uruguay por la crisis

Se estima que entre 15.000 y 20.000 argentinos se radicaron en Uruguay desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

La pandemia del coronavirus, sumado a las decisiones del Gobierno en materia económica y social y los vaivenes del mercado cambiario, fueron elementos determinantes para que miles de argentinos tomaran la difícil decisión de irse del país en busca de un destino que les ofrezca más estabilidad y mejores oportunidades de crecimiento en el plano profesional y familiar. Algunos eligieron destinos como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, España y Alemania entre otros. Sin embargo, muchos otros prefirieron estar más cerca de nuestro país y eligieron Uruguay como su nuevo hogar.

"Comenzó como un goteo cuando la pandemia golpeó por primera vez a la Argentina, pero ahora estamos recibiendo más de 20 llamadas al día", dijo desde su oficina Agustina Valls, una argentina que se dedica a asesorar a los argentinos con mayor poder adquisitivo para lograr cumplir con los trámites burocráticos de la adquisición de la residencia uruguaya. Valls desarrolló este negocio basada en la experiencia de su propio caso cuando tuvo que iniciar la solicitud de residencia después de casarse con un abogado uruguayo en octubre del año pasado. "La pandemia nos golpeó como un mazo: de repente nos ahogamos en gente que quiere venir aquí", dijo su marido Diego Torres.

Se estima que entre 15.000 y 20.000 argentinos ya está viviendo en Uruguay desde que comenzó la pandemia en marzo, una cifra equivalente a cerca del 0,6% de la población uruguaya de 3,5 millones de habitantes.

Y Uruguay está fomentando el flujo. La nación más pequeña de América del Sur no sólo redujo el valor mínimo de las propiedades que los extranjeros deben adquirir para obtener la residencia fiscal de 1,7 millones de dólares a sólo 380.000 dólares a principios de este año, sino que también aprobó una nueva ley que ofrece a los recién llegados una "exención fiscal" de 10 años.

image.png

"Unos 100 europeos llegaron en jets privados tan pronto como comenzó la pandemia en Europa y sólo empezaron a volar de vuelta a casa alrededor de junio-julio cuando el pánico por el virus disminuyó", dijo el agente inmobiliario local Juan Carlos Sorhobigarat, cuyas casas tienen un precio de hasta 6,5 millones de dólares.

El surfista argentino Jona Merla, de 33 años, se ha instalado en la casa de verano que le prestó un amigo en la playa de Solanas. Merla, que suele organizar retiros de surf y yoga en Bali, México, Brasil y El Salvador, ahora los está organizando en Uruguay.

"Mis amigos argentinos me escriben constantemente para preguntarme cómo pueden venir aquí", dice Merla: "Aparte de un refugio de la pandemia, lo que más quieren es paz".

Uruguay, a diferencia de otros vecinos del Mercosur, ofrece un atractivo que se suma a las razones por las cuales muchos argentinos lo eligen como destino, el país oriental no presenta un contraste con las profundas divisiones sociales y la animosidad política de sus vecinos más grandes. Uruguay ocupa el puesto 21 en el "índice de percepción de la corrupción" de Transparencia Internacional. En cambio, la Argentina y el Brasil ocupan los puestos 66 y 106, respectivamente.

El ingreso per cápita del Uruguay es el más alto de América Latina, con 16.230 dólares anuales en 2019, en comparación con sólo 11.200 dólares en la Argentina

image.png

El país también puede presumir de tener marihuana legal, aborto legal, matrimonio gay y -en contraste con el catecismo incondicional de sus vecinos- una sociedad tan secularizada que la Navidad y la Pascua se denominan "Día de la Familia" y "Semana del Turismo".

Sus esfuerzos por contener el coronavirus se vieron favorecidos por una población relativamente pequeña, pero también por una amplia cobertura de salud pública y casi un 100% de acceso al agua corriente.

Jaime Miller encabeza Uruguay XXI, un organismo gubernamental encargado de atraer la inversión extranjera. "¿Por qué tenemos tanto éxito contra la pandemia? Porque el gobierno llamó a los científicos y respetó sus consejos. La gente lo vio y a su vez respetó las recomendaciones del gobierno de usar máscaras y distanciarse socialmente sin tener que hacerlo por mandato", dijo, y agregó: "Tenemos una democracia sólida con reglas económicas que no cambian con cada nuevo presidente, libertad de prensa sin restricciones, no hay corrupción, una internet rápida administrada por el gobierno en todo el país, alimentada por energía 100% renovable, un sistema de salud pública sólido, transparencia, respeto por las instituciones y un fuerte respeto por la ciencia".

FUENTE: imneuquen.com

Dejá tu comentario