CHISMES Y ESPECTÁCULOS | Viña del Mar 2020 | Chile | Festival de Viña del Mar

Noche de mujeres chilenas y protestas en Viña del Mar 2020

Una vez mas, el escenario de la Quinta Vergara vibró por la energía de los artistas, la música, y la fuerte intervención feminista. La tensión política que vive Chile desde octubre de 2019, se hace notar en el festival de la canción.

Las medidas de seguridad no lograron impedir que el estallido social se filtrara nuevamente por los rincones en la segunda noche del Festival de Viña, denominada "noche de las mujeres chilenas", una jornada de fuerte presencia feminista en la que varios artistas expresaron sin tapujos sus puntos de vista sobre la situación política que tensa a Chile desde el 18 de octubre pasado.

La primera noche -el domingo-, un fuerte dispositivo policial no había logrado impedir los disturbios, saqueos y quema de vehículos en los alrededores de la Quinta Vergara, sede del encuentro, mientras al interior durante el desarrollo del certamen, las consignas, pancartas y cánticos contra el gobierno y a favor de las protestas se hacían ensordecedoras.

El esperado climax de la segunda noche, repleta de símbolos feministas y alusiones al plebiscito constitucional que los chilenos celebrarán el 26 de abril para definir si quieren o no una nueva Constitución y los mecanismo para elaborarla, se produjo con la artista Mon Laferte.

"Es tan difícil quedarse callada cuando uno lo vivió en carne propia, porque no toda la gente sabe lo que es cagarse de hambre de verdad", arrancó la artista que en varios escenarios internacionales expresó su abierto apoyo a las manifestaciones.

"Si me tienen que llevar presa por decir lo que pienso, métanme presa" dijo y largó con su histórica actuación en medio de una ovación desde las gradas y los aplausos algo más discretos de la platea.

En una noche emotiva, la artista invitó a medio centenar de cantautoras y compositoras de folclore chileno al escenario, y con una de ellas -la cantante Francisca Valenzuela-, bailó dos cuecas en las que usó un pañuelo verde, símbolo del aborto libre, seguro y gratuito.

image.png

Cuando Valenzuela realizó su show, entró al escenario con un abrigo negro que tenía escritas varias consignas, como "No + impunidad" y "Feminismo es revolución" y interpretó su canción "Los poderosos" con una bandera negra de Chile de fondo.

image.png

Otros artistas que no eludieron la coyuntura política fueron la humorista Javiera Contador, cuya rutina tuvo permanente alusiones al estallido social, al aborto y al plebiscito, y llamó directamente votar por una nueva Constitución, reportó la Radio Cooperativa.

La jornada anterior había tenido una fuerte impronta política por los dichos del puertorriqueño Ricky Martin, que pidió a los chilenos que luchen por "exigir lo básico, los derechos humanos" y por la actuación del humorista Stephan Kramer, que con un hito histórico de 57 puntos de rating reivindicó la "primera línea" el grupo de jóvenes que defiende de la policía a los manifestantes.

En medio de una atmósfera política densa, con el estallido social en el núcleo de la agenda política y con el presidente Sebastián Piñera sin poder encontrarle la solución, el festival se transformó en una pantalla que recordó al mundo que la protesta chilena mantiene su vitalidad, más de cuatro meses después de iniciada el 18 de octubre.
image.png

El "monstruo" hizo oír su voz como todos los años, pero ahora no para abuchear o levantar artistas, sino contra los partidos y los políticos.

Dejá tu comentario