NACIONALES | vivienda | censo | Milei

Plan de vivienda: los puntos centrales que impulsará el gobierno de Milei

Los datos del censo 2022 confirman que cada vez menos familias acceden a un techo propio a la par que crece el hacinamiento y las barreras para alquilar.

Los datos del censo 2022 confirman que cada vez menos familias pueden acceder a un techo propio para vivir, al tiempo que crece de forma sostenida la demanda de alquiler, con una oferta de vivienda más concentrada, y persiste la falta de acceso a servicios básicos en muchos barrios del país. Al respecto, en una década, la cantidad de personas con casa propia cayó por debajo del 70% y ya son más de 8 millones las personas que dependen de un alquiler, a la vez que solo el 57% de las viviendas cuenta con cloacas, y el acceso a gas de red se mantiene estancado sin superar el 50% del total.

El escenario se agrava además en los más de 5 mil barrios populares del país donde en más de la mitad la mayoría de sus habitantes no tiene acceso formal a energía eléctrica, en el 97% a cloacas y en el 99% a gas.

Dichos números reflejan las asignaturas pendientes vinculadas a la planificación territorial, el acceso a la tierra, y la imposibilidad para gran parte de la población de contar con condiciones dignas de vivienda y acceso a servicios esenciales, así como ponen sobre la mesa los desafíos de la política pública en relación a estas problemáticas estructurales. En relación, de cara al recambio de gobierno nacional, se conocieron los primeros lineamientos del plan de vivienda que pondría en marcha el presidente electo, Javier Milei.

Según se detalló en el programa del nuevo gobierno, desde la secretaría de Vivienda -se eliminará el actual Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat- buscarán “fomentar el desarrollo masivo de obras particulares financiadas por el sector privado a través del crédito privado donde cada familia decidirá qué obra realiza”, en sintonía con uno de los ejes centrales de la política económica vinculado a la reducción total de la obra pública nacional que pasará a depender de la actividad privada. De esa manera, serían los propios vecinos –las familias o vía sociedades de fomento o entidades similares- quienes tendrán en sus manos la realización de las obras de vivienda y la extensión o mejora de redes de servicios en sus barrios, para llegar al objetivo de que “3 millones de familias puedan construir”.

Ricardo Inti Alpert, es el nombre señalado para hacerse cargo de la secretaría, y fue quien estuvo a cargo del armado del plan que Milei eligió para sus propuestas en la materia.

Radiografía habitacional

En poco más de una década la cantidad de personas que pueden acceder al sueño de la casa propia se redujo al pasar del 73% en 2010 al 68,9% de los hogares en 2022, según los datos definitivos del último censo nacional. A nivel país el diagnóstico muestra que si bien hay diferencias entre regiones, los porcentajes de vivienda propia se encuentran entre el 60% y 70%, destacándose la provincia de Santiago del Estero con el porcentaje más alto (86% de propietarios) mientras que enfrente aparece CABA, que registra la menor cantidad de propietarios (54,5%) aunque paradójicamente es la jurisdicción donde más crecieron las construcciones inmobiliarias en los últimos años. En ese esquema, como contracara, en doce años subió al menos cinco puntos el porcentaje de quienes dependen de un alquiler para tener un techo donde vivir (llegó al 17,4% de la población, casi 8 millones de inquilinos), por lo que la cantidad de viviendas que son alquiladas o están dentro de las categorías de vivienda a préstamo, para trabajo y “otras” según define el relevamiento, superó ya el 30% del total relevado.

FUENTE: El Destape

Dejá tu comentario