ECONOMIA | Argentina | pobreza | indigencia

En Argentina, la pobreza no baja del 30% desde hace 25 años

Hace 25 años que al menos tres de cada diez personas son pobres en la Argentina. El 30% de la población no logra cubrir sus necesidades básicas.

En la Argentina, la pobreza alcanzó al 36,5% de la población -más de 17 millones de personas- durante el primer semestre del año, pero la situación crítica no es nueva: hace 25 años que en el país al menos tres de cada diez habitantes no logran cubrir sus necesidades básicas.

Los datos surgen del análisis realizado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, sobre la última Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Pobreza e indigencia, un problema que la Argentina no puede resolver

Si bien respecto del último semestre de 2021 la tasa de pobreza mejoró, la de indigencia empeoró. Aunque los indicadores de pobreza mejoraron durante el primer semestre del año con respecto al mismo período de 2021, “los resultados continúan siendo preocupantes, ya que la evolución de la tasa de pobreza denota la consolidación de un piso irreductible del 30%, cumpliéndose 25 años en la historia argentina en donde al menos, tres de cada diez personas no logran cubrir con sus ingresos sus necesidades básicas”, expresó la consultora.

image.png

Y el dato que enciende todas las alertas tiene que ver con el crecimiento de la indigencia en los últimos seis meses porque, según el informe, “esto significa que un grupo de personas que no alcanzaba a cubrir con sus ingresos la canasta básica total en el segundo semestre de 2021, ahora no llega a cubrir la canasta básica alimentaria, por lo que su situación de vulnerabilidad económica fue extremada”.

Un piso del 30% de pobreza que no se puede perforar

El análisis trae a cuenta también datos de otros años en los que la Argentina se sumió en fuertes crisis económicas: a fines de los 80, la crisis de 2001 y 2002, y la irrupción de la pandemia de coronavirus. “El lento descenso de la pobreza refleja la incapacidad de superar el piso” del 30%, puntualizó.

“El fenómeno inflacionario que amenaza con cerrar el 2022 con una tasa de tres dígitos y la recuperación del mercado laboral sobre débiles cimientos no refuerzan el sentimiento de esperanza en torno de una caída sustancial de estos niveles. Por tanto, el objetivo de lograr una estabilidad macroeconómica se debe posicionar al frente de la agenda pública para mejorar la situación de los argentinos”, concluyó el estudio.

FUENTE: TN

Dejá tu comentario