NACIONALES | Argentina | Seguridad | Vial

Tránsito: Argentina registra la menor cantidad de accidentes fatales

Los datos son de un informe de UNESCO, en el marco del Día Nacional de la Seguridad Vial. Las víctimas fatales bajaron en los últimos 12 meses en Argentina.

Los datos surgen de un informe divulgado por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH–UNESCO), en el marco del Día de la Seguridad Vial en Argentina. Señalan que las víctimas fatales bajaron notablemente en los últimos 12 meses en comparación con el promedio histórico, aunque reconocen que el país aún ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por siniestros de tránsito.

La metodología de abordaje y búsqueda de información se celebró durante el primer cuatrimestre de 2022, y en comparación al mismo período de años precedentes, a partir del entrecruzamiento de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Transporte de la Nación (ANSV) e instituciones privadas afines a la seguridad vial.

Fernanda Gil Lozano, Directora Ejecutiva del CIPDH, afirmó que “relevamos todos los índices recibidos para dar cuenta de una visión objetiva sobre la problemática de la seguridad vial” porque consideró que “la violación de la normas de tránsito y sus desenlaces constituyen una situación clara de violación estructural de los derechos humanos”.

image.png
Seguridad Vial en Argentina.

Seguridad Vial en Argentina.

El trabajo señala que “según datos oficiales, en los primeros cuatro meses del año fallecieron 1.339 personas en 1.200 siniestros fatales” y agregó que “en promedio, hubo 11 fallecidos por día, reduciendo en un 25 % la cifra histórica previa a la pandemia, donde se registraban un promedio de 15 víctimas cada 24 horas”.

Argentina en el ranking mundial

Sin embargo, según datos de la OMS y de la empresa estadounidense Zutobi (especializada en seguridad vial para conductores de todo el mundo), Argentina se “mantiene en el cuarto lugar del ranking mundial entre los países más peligrosos para conducir”. Tomando en cuenta el número de víctimas fatales por cada 100 mil habitantes, nuestro país se ubica detrás de Sudáfrica, Estados Unidos y Tailandia.

La cantidad de víctimas fatales por jurisdicción ubica en primer lugar a Buenos Aires (354), seguido por Santa Fe con 122 y por Córdoba, provincia que se ubica en el tercer lugar con 120 fallecidos. En tanto, la lista se completa con Santiago del Estero (80); Tucumán (75); Misiones (71); Corrientes (56); Entre Ríos (49); Salta (43); Chaco (41); Jujuy (40); Río Negro (38); Neuquén (35); Mendoza (33); CABA (26); La Pampa (26); San Juan (24); Formosa (24); Catamarca (23); San Luis (21); La Rioja (16); Chubut (15); Santa Cruz (4); Tierra del Fuego (3).

Los datos arrojan que “la mitad de la siniestralidad fatal registrada ocurrió en rutas (52%), siendo mayor en las calzadas nacionales” y agregó que “los motociclistas continúan como los principales afectados, representando un 43% del total, con un mayor índice en las provincias del norte del país, donde 6 de cada 10 víctimas son usuarios de motos. Los automovilistas reportan el 28% de víctimas fatales y los peatones el 10%”.

En cuanto al género y al rango etario del total de personas fallecidas, “los hombres (75%) casi triplican al de mujeres (24%) y 4 de cada 10 víctimas se concentran entre los 15 y los 34 años”.

En ese sentido, Gil Lozano manifestó que “las cifras siguen siendo muy elevadas si se contempla que se producen un promedio de 77 muertes semanales y unas 330 por mes”, aunque reconoció que “durante el último año y medio, el Estado Nacional hizo principal hincapié en las políticas públicas destinadas a la mejora de la seguridad vial, algo que ya se está observando notablemente en las estadísticas”.

Al respecto, la máxima autoridad del CIPDH detalló que “las nuevas medidas enfocadas en lograr mayor control, concientización y educación vial, como el Scoring nacional, el Plan Federal de Educación Vial, la Capacitación y entrega de cascos, el Freno a los conductores temerarios, las Multas a “banquineros”, la Apertura de bases operativas de control y fiscalización, y los Proyectos de Ley de Alcohol Cero y Tahiel, entre otras, están mostrando un interés sin precedentes del Ejecutivo Nacional para continuar reduciendo el número de víctimas fatales y heridos como consecuencias de la siniestralidad vial”.

Finalmente, Fernanda Gil Lozano expresó que “las estadísticas son alentadoras”, pero instó a “seguir trabajando en todos los ejes que comprenden la seguridad en la vía pública porque Argentina necesita un profundo cambio en sus usos y costumbres, para desterrar la violencia vial y para que el respeto por las normas de circulación sea asumido como el único sendero para transitar el espacio público de manera segura”.

FUENTE: unesco

Dejá tu comentario