ACTUALIDAD | BCRA | Alberto Fernández | restricciones cambiarias | dólar | inflación | Economía | Gobierno Nacional

Todo lo relacionado con el dólar genera incertidumbre y descreimiento

La economista Florencia Correa Deza sostuvo que la nueva restricción cambiaria fue una decisión acertada. De todas maneras, dijo que son medidas que debían aplicarse antes. "El objetivo es proteger la reservas del Banco Central porque son escasas", indicó.

La economista Florencia Correa Deza analizó las medidas anunciadas por el Gobierno y el Banco Central de la República Argentina (BCRA) luego de la consagración de Alberto Fernández como presidente electo.

Para la especialista las restricciones cambiarias tuvieron como objetivo terminar con la pérdida de reservas, contener el precio del dólar-para frenar la aceleración de la inflación- y proteger los depósitos bancarios.

"La medida era necesaria e inevitable ya en la primera versión de las restricciones cambiarias de setiembre. Fue una decisión acertada con una suerte de retraso en su implementación porque estos problemas venían desde hace un tiempo por lo que quizás este tipo de medidas eran necesarias antes", remarcó.

De todos modos, consideró que "es un medida que relaja y protege mucho al Banco central".

Asimismo, señaló que "el objetivo es proteger las reservas del Banco Central porque son escasas, teniendo en cuenta que las funciones del BCRA son mantener la moneda y hacer frente a los pagos de deuda. Si nosotros perdemos reservas y las deja en manos de los ahorristas estamos poniendo en riesgo nuestro futuro", advirtió.

En este marco, Correa Deza alertó que "cuando uno pone restricciones en la economía se generan mercados negros, por lo que hay que tener en claro que todas estas medidas tienen que ir acompañadas de medidas de control por los mercados negros que se generan y procurar siempre que la economía real y formal se maneje en los valores oficiales y no en el de los valores blue"

Para finalizar, afirmó que "el problema que tenemos es que todo lo relacionado con el dólar tiene un alto componente de incertidumbre y descreimiento de cómo irán evolucionando esas variables respecto a las posibilidades del Banco Central porque claramente no lo pudo hacer en cuatro años".

Dejá tu comentario