INTERNACIONALES | Brasil | Lula Da Silva | Jair Bolsonaro

"La democracia no es un pacto de silencio"

Lula Da Silva recomendó al Gobierno ultraderechista "escuchar a la gente". El ministro de Economía de Brasil defendió aplicar el AI-5, una disposición que suspendió los derechos constitucionales durante los años de plomo.

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva criticó ayer los polémicos dichos del ministro de Economía de Jair Bolsonaro, Paulo Guedes, sobre aplicar un decreto de la dictadura para evitar un estallido social en el país y afirmó que “la democracia no es un pacto de silencio”.

En varios tuits publicados ayer por la tarde, Lula da Silva respondió a las informaciones que circularon en la previa sobre dichos de Guedes ante empresarios y funcionarios de la administración de Donald Trump de “no preocuparse si alguien pedía aplicar el Acta Institucional-5 (AI-5)” como respuesta a los llamados de la oposición a manifestarse contra el Gobierno ultraderechista.

“Tienen que saber que la democracia no es un pacto de silencio. El gobernante debe quitarse la cera del oído y escuchar. Yo escuché. Simplemente no escuché a Bolsonaro porque estuvo callado los 8 años de mi Gobierno. Porque a él le debería gustar. Él sabe cómo invertí en el ejército”, escribió en su cuenta en Twitter.

“Participo en política desde 1975 y nunca me vieron instando a una ruptura [del orden democrático]. Estas personas, si ven a la gente en la calle haciendo una procesión con velas, dirán que la Iglesia Católica quiere incendiar el país. La gente tiene derecho a hablar”, subrayó.

El Acta Institucional Número 5 le permitió en 1968 a la dictadura militar intervenir los gobiernos estaduales, cerrar el Congreso federal, eliminar el derecho de habeas corpus e instaurar la censura de prensa.

Guedes señaló la posibilidad de volver a su aplicación por lo que el Gobierno considera un peligro de que el recientemente liberado líder de la izquierda radicalice la protesta social.

“Quiero hablar con mucha gente. Quiero escuchar lo que los economistas tienen que decir. Quiero ver a este país sonreír de nuevo. Y vos que sos un bolsonarista: Lula no vino a pelear. Quiero hacer política de alto nivel. Quien quiera pelear luchará solo”, afirmó el exmandatario.

Guedes esgrimió ese argumento, que desató todo tipo de críticas en el arco político del país, como la razón para que la administración de Bolsonaro pusiera en pausa su ambicioso plan de reformas.

El superministro de Economía pretendió dar marcha atrás una vez instalado el escándalo y afirmó que la AI-5 “es inconcebible porque la democracia brasileña no la toleraría incluso si la izquierda tomara las armas”.

FUENTE: ambito.com

Dejá tu comentario