Buabse | falleció | médico

Falleció Emilio Buabse, reconocido pediatra tucumano

Cultor de la "libertad y la democracia", Buabse falleció a los 95 años. La partida del profesional provocó dolor en la comunidad científica y deportiva.

El destacado médico tucumano Emilio Buabse falleció anoche a los 95 años y su partida generó dolor en el mundo de la salud y en el ámbito deportivo, ya que su apellido está íntimamente ligado al rugby provincial.

Buabse se había recibido de médico un par de días antes de cumplir 24 años y se especializó en infectología. Con los años, se convirtió en uno de los pediatras más reconocidos de Tucumán.

Estudió en la Universidad Nacional de Córdoba ya que en Tucumán aún no existía aún la carrera. Tras recibirse, se presentó en el hospital de Niños de Córdoba para trabajar en la sala de infectología pediátrica. Fue un miembro destacado del Colegio Médico de Tucumán, al punto que era el asociado número 84 de la entidad.

Fue además integrante del Grupo Alberdi, que durante años participó de la vida pública e institucional de Tucumán como una usina de reflexión y pensamiento.

image.png
En 2019, el pediatra fue saludado por ex pacientes suyos cuando concurrió a sufragar.

En 2019, el pediatra fue saludado por ex pacientes suyos cuando concurrió a sufragar.

En 2019, sus imágenes se viralizaron porque concurrió a votar, pese a ya no estar obligado a hacerlo. “Soy democrático, creo en la libertad y tengo que votar lo mejor. Ese es mi pensamiento”, contó en esa oportunidad.

Buabse recordó que ayudó a combatir las epidemias de viruela, de parálisis infantil y de hepatitis A y B que hubo en Tucumán. “He vivido la salud de Tucumán a través de 47 años. Le aseguro que mi corazón está en Tucumán; tengo en el alma el tucumanismo. He nacido en Tucumán y voy a morir en Tucumán”, afirmó en ese momento.

Casado con Dora Mukdise, padre de Pablo y Fernando y cultor del buen humor, Buabse se jactaba de tener en su casa una “epidemia de médicos”.

Tanto la comunidad científica como la deportiva lo despidieron en las redes sociales con dolor. En particular, el club Los Tarcos, donde se destacaron sus hijos y ahora practican el deporte de la ovalada sus nietos.

En plena pandemia de coronavirus, había transmitido a los tucumanos un mensaje esperanzador: "realmente es un virus malvado, perverso… sin embargo, hay dos cosas muy importantes a tener en cuenta, por un lado, distanciamiento social y barbijo, por otro, las vacunas, se van utilizando y perfeccionando, va llegar un momento en que estas enfermedades serán superadas".

FUENTE: La Gaceta

Dejá tu comentario